LOS MUSEOS

Museo Arqueológico y Etnológico

Para conocer los orígenes del Museo Arqueológico de Córdoba tenemos que remontarnos a la primera mitad del siglo XIX, fechas en las que el Ministro Juan Álvarez Mendizábal provocara la puesta en circulación de numerosas obras de arte, debido a la desamortización de los bienes de la Iglesia.

En el año 1844 se reunieron todas las obras desamortizadas de los conventos cordobeses y fueron depositadas en el Museo Provincial de Bellas Artes, conformando la conocida como "Colección de Antigüedades". Como parte del Museo de Bellas Artes, la colección sufrió los diversos traslados de éste, hasta su definitiva ubicación en el antiguo Hospital de la Caridad, en la Plaza del Potro, su actual emplazamiento.

No sería hasta el año 1867 cuando naciera oficialmente el Museo Arqueológico Provincial de Córdoba, sin embargo, compartiría sede con el Museo de Bellas Artes hasta 1920, momento en que se traslada la colección a la Plaza de San Juan de Letrán. Aunque cinco años más tarde el museo se volviera a trasladar, ésta vez a la Calle Samuel de los Santos Gener (que fuera director del museo), en las proximidades de la Mezquita-Catedral.

En 1960 el museo se asienta definitivamente en el Palacio renacentista de los Páez de Castillejo, siendo declarado dos años más tarde "Monumento Histórico Artístico", tanto el edificio como la colección. Desde entonces, el Museo Arqueológico de Córdoba se ha consolidado como uno de los museos de esta tipología más completos de España, ha incrementado notable y constantemente su patrimonio, y ha dado lugar a numerosas iniciativas tales como la creación de la revista científica "Corduba Archaeologica", la construcción de una excepcional biblioteca especializada o la creación del Servicio de Investigación de Arqueología Urbana.

El Palacio de los Páez de Castillejo data del siglo XVI, y está asentado sobre las ruinas del antiguo teatro romano de la ciudad, de ahí que una de las salas del museo albergue parte del graderío del mismo. Del palacio, aunque se encuentre muy reformado, cabe destacar los dos grandes patios porticados, trazados por Hernán Ruiz el Viejo, y entorno a los cuales se desarrollan las diversas estancias del museo. La fachada principal, al igual que la escalera principal fue realizada por Hernán Ruiz II, el Joven, hacia 1540 aproximadamente. Concebida como un arco de triunfo, desarrolla un programa iconográfico destinado a ensalzar a la familia Páez de Castillejo.


LAS SALAS DEL MUSEO

SALA I: Prehistoria – [Foto #1; #2]

La primera sala del museo es la dedicada a la Prehistoria. En ella pueden apreciarse restos comprendidos entre el Paleolítico Inferior y el Bronce Pleno. Los restos están expuestos en varias vitrinas divididas en los distintos períodos de la prehistoria.
Cabe destacar la segunda vitrina, dedicada a la Revolución Neolítica, caracterizada por el paso de la economía depredadora a la productora. Esto se ve reflejado en la aparición de los primeros recipientes cerámicos. Destacar los restos de la Cueva de los Murciélagos.


SALA II: Protohistoria – [Foto #1; #2]

Contigua a la primera sala se halla la destinada a la Protohistoria, período que comprende el final del II milenio y el siglo II a.C. En ella podremos apreciar restos de los yacimientos cordobeses de Llanete de los Moros o La Colina de los Quemados, pertenecientes al Bronce Final.
Destacar también los restos pertenecientes a la Cultura Íbero-Turdetana, datados entre los siglos VI-II a.C. Se expone una amplia muestra de esculturas zoomorfas, armas, cerámicas... extraídas de varios yacimientos de la provincia.


SALAS III-V: Cultura Romana – [Foto #1; #2]

Cruzamos el segundo patio, para adentrarnos en las tres salas dedicadas a la cultura romana. Como definimos en la sección dedicada a la Córdoba Romana, nuestra ciudad jugó un papel muy importante en este período de la historia, fue capital de la Bética y, más adelante, nombrada Colonia Patricia. Esto se ve reflejado en los restos que nos han llegado.
Esculturas, tumbas, mosaicos, maquetas de monumentos… hasta los restos del graderío del teatro de la ciudad, que en poco tiempo se abrirá al público, podemos ver en estas salas.


SALA VI: Arte Visigodo – [Foto #1; #2]

Finalizamos nuestro recorrido por la planta baja del museo con la sala dedicada al Arte Visigodo. Poco conocemos de la estructura de nuestra ciudad en época visigoda, pero sí nos han llegado numerosos restos materiales. Ésta colección es, junto al Museo de San Vicente de la Catedral, la colección más completa de la ciudad en esta materia.
Encontramos en ella restos de tumbas, de elementos arquitectónicos, como capiteles labrados, cerámicas traídas de las basílicas situadas en la sierra, orfebrería…


SALAS VII-VIII: Al-Andalus – [Foto #1; #2]

Ya en la segunda planta de nuestro amplio edificio nos espera la última parada de nuestra visita, la cultura islámica.
Iniciamos la visita en las galerías porticadas del patio, donde encontramos una gran variedad de restos arquitectónicos (basas, capiteles…) de todo tipo. La sala VII está dedicada en exclusiva a los restos encontrados en Medina Azahara. Por último, en la sala VIII encontramos piezas trabajadas en metal, en su mayoría en bronce, abundando las piezas de orfebrería.


OBRAS SINGULARES

León ibérico de Nueva Carteya – [FOTO].

Autor anónimo.
Piedra caliza.
Longitud: 114,5 cm. / Altura: 61 / Grosor, 23 cm.
Fecha: Siglo IV a.C.

El león es el animal representado con más frecuencia y está dotado de una carga simbólica mayor, ya que las culturas de la antigüedad mediterránea lo relacionaban directamente con la realeza. Se supone que estaban destinados a proteger las sepulturas de personajes poderosos dentro de su comunidad. Estas representaciones estaban dotadas además de un cierto carácter mitológico, casi fantástico, ya que estos animales no vivían en estado natural en la Península Ibérica. Se suelen representar con las fauces abiertas, dotadas de grandes colmillos entre los que asoma la lengua, en una actitud pretendidamente amenazante. No debemos olvidar que cumplen una función clara: amedrentar a los malos espíritus o a los saqueadores de tumbas, etc.

Afrodita agachada – [FOTO].

Autor anónimo.
Mármol griego de la isla de Paros.
Longitud: 210 cm. / Ancho: 40cm.
Fecha: Época de los Antoninos (138-192 d.C.).

Esta excepcional obra realizada en mármol griego es, a buen seguro, una copia romana de un original helenístico que Plinio atribuyera en el siglo I d.C. al maestro griego Doidalsas de Bitinia. Afrodita, diosa del amor y la belleza, es representada desnuda, agachada, probablemente observándose reflejada en el agua de un arrollo o una fuente. Destaca cómo la figura gira sobre sí misma, otorgando a la composición de gran movimiento. No conserva los brazos, y su rostro está seriamente dañado, sin embargo, podemos apreciar los resaltados volúmenes y el dominio del claroscuro por parte de su autor. Hallada hace unos años junto a los Baños Árabes de la Pescadería.

Mitras de Cabra – [FOTO].

Autor anónimo.
Mármol blanco.
Medidas: 93 x 96 x 35 cms.
Fecha: Segunda mitad del siglo II.

El grupo escultórico de Mithras Tauróctono, dios Sol, representa al dios persa, tocado con el gorro frigio, sacrificando al toro. Se trata de una repetición anual del ciclo de muerte y resurrección. De la sangre purificadora que brota del toro bebe el perro, fiel amigo de Mithras, que guarda el alma. La serpiente produce las plantas y del alacrán surgen los animales y los hombres. Todos son símbolos de un dios creador. Pertenece ya a una época avanzada en el desarrollo de la escultura romana. Subsisten escasas representaciones de esta divinidad, por lo que este ejemplar es excepcional, ya que es la única pieza completa y en bulto redondo conocida en la Península Ibérica. Este grupo demuestra la presencia en época de Adriano de creencias de origen oriental en las provincias occidentales del Imperio.


CONTACTO

Dirección: Plaza Jerónimo Páez, 7. 14003. Córdoba.
Teléfono: +34 957 355 517 / +34 957 355 525 / FAX: +34 957 355 534.
Bus: Líneas 1, 3, 4, 7, 12 y 16.

Horarios:
  • Del 16 de septiembre al 15 de junio.
    Martes a Sábados: 9:00h a 20:30h / Domingos y festivos: 9:00h a 14:30h.
    Lunes cerrado.
  • Del 16 de junio al 15 de septiembre.
    Martes a Sábados: 10:00h – 17:00h / Domingos y festivos: 10:00h – 17:00h.
    Lunes cerrado.
Precio:
  • Ciudadanos UE: Entrada gratuita.
  • Otros países: 1,5€.

Cómo llegar:
El Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba se halla situado en las inmediaciones del casco antiguo de la ciudad. La puerta principal está enclavada en la Plaza Jerónimo Páez, próxima a la Calle Rey Heredia, vía que la conecta con la Judería y desde la que podremos acceder con total facilidad. Otra forma de llegar sería desde la Calle San Fernando, avanzando por el Arco del Portillo hasta la Plaza Séneca, donde se encuentra la puerta trasera del museo.

Si desea conocer el Museo Arqueológico de Córdoba no dude en contratar alguna de nuestras visitas guiadas. Somos expertos en la interpretación del patrimonio histórico cordobés. Nosotros le asesoramos sobre entradas o tickets, horarios, precios, cómo llegar… Si ha elegido hacer turismo en Córdoba, elija una opción de calidad, elija ArtenCórdoba.

  • Detalle de uno de los patios del Museo Arqueológico de Córdoba
  • Detalle de uno de los patios del Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Prehistoria en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Protohistoria en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • 'Afrodita agachada' en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Cultura Romana en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada al Arte Visigodo en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a Al-Andalus en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Detalle de uno de los patios del Museo Arqueológico de Córdoba
  • Detalle de uno de los patios del Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Prehistoria en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Protohistoria en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Restos del graderío del Teatro Romano en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Cultura Romana en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada al Arte Visigodo en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a Al-Andalus en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Detalle de uno de los patios del Museo Arqueológico de Córdoba
  • Detalle de uno de los patios del Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Prehistoria en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Protohistoria en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • 'Afrodita agachada' en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Cultura Romana en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada al Arte Visigodo en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a Al-Andalus en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Detalle de uno de los patios del Museo Arqueológico de Córdoba
  • Detalle de uno de los patios del Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Prehistoria en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Protohistoria en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Restos del graderío del Teatro Romano en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a la Cultura Romana en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada al Arte Visigodo en el Museo Arqueológico de Córdoba
  • Sala dedicada a Al-Andalus en el Museo Arqueológico de Córdoba