Salas de los Baños Árabes del Alcázar Califal

Baños Árabes del Alcázar Califal



















      
    Llegamos al último punto de nuestra visita, y concluimos con el sector encargado de mostrarnos el espacio responsable de generar el calor y el agua caliente necesarios para el correcto funcionamiento y mantenimiento de unos baños.
    Paneles explicativos ayudados de más locuciones que simulan calor y fuego en la caldera, explican los mecanismos empleados y las partes en que se dividían. Todo estaba estudiado para que la temperatura de las diversas estancias se mantuviera constante.
      
    En éste penúltimo sector de nuestra visita, conoceremos la última gran ampliación del baño, acaecida en época almohade, y que se encuentra junto al antiguo baño califal y al mencionado salón de recepciones. Junto al antiguo horno, de época califal, se halla la sala de agua caliente, cubierta por bóveda de cañón perforada por lucernas en forma de estrella.
    Una locución nos lleva al momento en que el Rey Alfonso IX, supuestamente sentado en la sala templada, solicita al alarife Mohamed construir unos baños en el Alcázar Cristiano.
      
    La siguiente sala tiene como objetivo mostrarnos la evolución arquitectónica de los baños en época taifa representada en el conocido como Salón de Recepciones. Las principales características constructivas, la posible decoración de este espacio, su funcionalidad política… se representan en entretenidas locuciones de luz y sonido.
    De especial interés es la maqueta que se halla en el centro de la sala, que recrea detalladamente las instalaciones del baño que es objeto de nuestra visita.
      
    Tras recorrer las distintas estancias del baño califal retornamos al vestíbulo de entrada, para visitar las estancias del ala occidental del museo. Entonces entramos en la sala dedicada al Jardín Andalusí, la cual se halla presidida por un gran panel que presenta una excepcional reconstrucción de un jardín taifa.
    El jardín andalusí pretendía reflejar la idea del paraíso, en cuyo centro solía encontrarse una gran fuente. Factores como la ingeniería hidráulica o la agricultura de regadío fueron muy potenciados en estos momentos.
      
    En las siguientes salas se nos explicará cómo estaba constituido el Baño en Época Califal, conoceremos su estructura, sus diferentes dependencias y el ya mencionado ritual de purificación e higiene que se seguía a través de sus salas.
    Como podemos apreciar en el plano, el área consta de tres grandes salas: sala de agua fría, templada y caliente, por este orden. La más amplia y decorada, era la sala templada, lugar de encuentro y relajación. La última sala corresponde a la de agua caliente.
      
    Una vez finalizada la locución pasaremos a una pequeña sala en la que se nos introducirá en el mundo del Baño Andalusí.
    Uno de los aspectos más importantes del baño era su ceremonia de purificación, en la que se rezaba a la vez que se iban lavando las distintas partes del cuerpo. Además, el baño no sólo era beneficioso para la higiene corporal, sino que también lo era para la mental, ya que constituía un lugar de divertimento y relación social. Esto lo podemos ver en su arquitectura, recogida, aislada del exterior.
      
    La segunda parada de nuestra visita corresponde a la Sala de Audiovisuales, en la que disfrutaremos de una breve proyección que complementará la información que hemos recibido en el vestíbulo de entrada el museo.
    La proyección dura poco más de cinco minutos, y aborda la importancia del baño en el mundo musulmán, su origen y evolución. Especial mención destina a la necesidad de conservar este tipo de edificaciones, para poder ponerlas en valor en un futuro, como es el caso que nos ocupa.

    
    Iniciamos nuestra visita al museo en el Vestíbulo de Entrada, lugar donde se nos dará la bienvenida y recibiremos una breve introducción histórica del sitio, realizada por medio de paneles explicativos y maquetas de la ciudad en época califal.
    Desde este punto comenzaremos a conocer de primera mano la importancia del baño en el mundo islámico, así como la evolución que experimentó éste a lo largo de los años. Y qué mejor ejemplo que este excepcional baño, que perteneciera al Alcázar Califal de la ciudad.