La Carrera Oficial

La Carrera Oficial es el recorrido común a todas las cofradías que componen nuestra Semana Santa. Comprendida por la Calle Claudio Marcelo y la Plaza de las Tendillas, miles de cordobeses se agolpan en sus inmediaciones para poder apreciar losInicio de la Carrera Oficial desfiles procesionales con mayor facilidad.

A lo largo de su recorrido, se disponen, a ambos lados de la calle, diversos palcos y sillas que, por un módico precio, pueden ser alquiladas, ya sea semanalmente o, si se prefiere, por un día concreto. Lo cierto es que cumplen una función muy importante, ya que permite a las personas mayores o los niños ver con total comodidad todas las Cofradías de nuestra Semana Mayor, sin tener que desplazarse a los diversos puntos por donde transitan las mismas, que es lo que gusta en nuestra ciudad, poder ver a las imágenes en los lugares más estrechos (Calle Deanes, Calle San Zoilo...), o cuando éstas entran en sus barrios, recibiendo el calor de sus vecinos. Los palcos y butacas se disponen de idéntica forma en la Plaza de las Tendillas, lugar donde se encuentra el Palco de Autoridades, encabezado por las autoridades eclesiásticas y municipales, además de otros cargos de importancia en nuestra ciudad.

La Agrupación de Cofradías, aprovecha la Carrera Oficial para establecer un control horario de todas las cofradías de ese mismo día, que viene dispuesto por el paso de la Cruz de Guía de cada hermandad, ya sea a la salida y entrada en su templo,El Palco de Autoridades en la Plaza de las Tendillas como a la entrada y salida de la propia Carrera Oficial. Aquí destaca la figura del Diputado de Horas, que es el encargado de que el cortejo penitencial de su cofradía circule en el horario dispuesto.

Como hemos citado en anteriores líneas, la Carrera Oficial está comprendida por la Calle Claudio Marcelo y la Plaza de las Tendillas, sin embargo, ésta no fue siempre su configuración. Si nos remontamos a la década de los años 50 hallaríamos un recorrido mucho mayor, que comenzaba en la Calle Calvo Sotelo (actual Capitulares), y trascurría por la Calle Claudio Marcelo hasta las Tendillas, pero no acabaría aquí, como pasa en la actualidad, sino que se prolongaba por las Calles Gondomar y Gran Capitán, terminando en la Avenida del Generalísimo (hoy Ronda de los Tejares), donde se encontraba el antiguo Gobierno Civil.

A comienzos de la década de los años 60 la Carrera Oficial se trasladó a las inmediaciones de la Catedral, como sucede en la actualidad en otras ciudades, pero al poco se retornó al centro, realizándose hasta hoy ligeras modificaciones.

En la actualidad existe el debate si volver o no a la Catedral, pero los problemasEl Palco de Autoridades ente el paso de Ntro. Señor Resucitado son numerosos, comenzando por el volumen de determinados pasos, más grandes conforme pasan los años, por lo que no cabrían por las calles de la judería debido a su estrechez y sinuosidad. La actual Carrera Oficial parece ofrecer un término medio en cuanto al recorrido de las procesiones se refiere (la cofradía del barrio del Naranjo es la más alejada), además de poseer un mayor espacio que pueda dar cobijo a un gran número de personas. Claro está que si las cofradías más alejadas (Merced, Estrella, Agonía…) tuviesen que desplazarse hasta la Catedral supondría un notable problema para las mismas. Sin embargo, qué duda cabe que nos gustaría ver a todas entrar en la Catedral algún día.

Texto: J.A.S.C.