CÓRDOBA ROMANA

Monumentos Funerarios de Puerta Gallegos

Estudiados durante varias campañas de excavación en la década de los noventa del siglo pasado, los Monumentos Funerarios de Puerta Gallegos constituyen los dos ejemplos más significativos de la arquitectura monumental funeraria de la Córdoba Romana, tanto por sus dimensiones, 13 m. de diámetro, como por el tipo arquitectónico en que pueden englobarse. Están situados a ambos lados de la vía romana que unía la ciudad, desde época republicana, la Corduba-Hispalis, por el margen derecho del Guadalquivir. Este camino se bifurcaba en dos ramales, uno de los cuales, el antiguo Camino Viejo de Almodóvar constituía una de las más importantes áreas de enterramiento de la ciudad.

Fue en tiempos de Augusto cuando se construyó un primer Monumento Funerario compuesto por un ustrinum (lugar en el que se procedía a la cremación del cadáver) y una zona de deposición funeraria separada del anterior por un muro bajo, conformando así un dispositivo que cuenta con interesantes paralelos en otras ciudades béticas como Baelo Claudia. Posiblemente, deba situarse en este momento la pavimentación con losas de pudinga de la vía, ahora prolongación evidente de la principal calle de la ciudad en sentido Este-Oeste, el Decumanus Maximus, fenómeno que debe entenderse en el marco de la urbanización de la zona junto a la construcción de un puente y el embellecimiento de las puertas ciudadanas.

En época del emperador Tiberio, ese proceso de monumentalización alcanza su apogeo con la construcción de dos monumentos funerarios cilíndricos de dimensiones idénticas pero de funcionalidad diversa. El más septentrional, que presenta un mejor estado de conservación, se elevó respetando el enterramiento anterior, lo que nos inclina a pensar en una relación familiar en lo que respecta a los destinatarios de ambos complejos, y manteniendo su carácter individual, mientras que el situado al sur parece haber sido concebido como un enterramiento colectivo posiblemente destinado a albergar los restos de los miembros de la familia del difunto del primer edificio.

En cuanto a su tipología, destaca su directa tradición itálica, aun cuando existen paralelos exactos en la arquitectura funeraria hispana. Formalmente se asemejan a otros monumentos hallados en Carmona, Alcalá de Guadaira, Mérida y, quizá, la localidad tarraconense de Les Gunyoles. La difusión de este tipo de monumento cilíndrico halla su razón de ser en la importancia que llegó a alcanzar un monumento el mausoleo del propio emperador Augusto. De esta manera, la existencia de estos magníficos edificios es una prueba más de que la Córdoba Romana fue un fiel reflejo de la propia capital, Roma, en el seno de un proceso de transmisión ideológica e iconográfica casi único en el resto de Hispania.

Parece indicar que este tipo de edificios esta relacionado con los ordo equester, uno de los más importantes sectores de la sociedad romana. No debemos olvidar tampoco la ubicación privilegiada de los monumentos funerarios, muy cerca de una vía, formando parte así de la "imagen de la ciudad", lo que abunda aún más en la especial importancia que debemos conferirles en el marco de la sociedad de la Córdoba Romana.

Las técnicas constructivas muestran una perduración de técnicas tradicionales en la arquitectura patriciense, como es el empleo del opus quadratum o la "piedra de mina", pero al mismo tiempo importa las nuevas corrientes de la arquitectura romana como el uso del opus caementicium y la utilización masiva del mármol.

Aun cuando resulta por el momento difícil de comprender, los monumentos funerarios no tuvieron una vida extensa, pues ya a finales del s. II d. C. el área funeraria se ve literalmente invadida por construcciones domésticas y comerciales pertenecientes a uno de los barrios que habían ido surgiendo a extramuros de la ciudad en el mismo momento en el cual la mencionada calzada se desmonta y eleva.

Si se pregunta qué visitar en Córdoba, una buena opción sería la Córdoba Romana, eligiendo una de nuestras visitas guiadas. De este modo podrá conocerlo todo sobre los Monumentos Funerarios de Puerta Gallegos. Apostar por hacer turismo de calidad es hacerlo por ArtenCórdoba.

Texto: Fran Peña.

  • Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos en Córdoba
  • Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos en Córdoba
  • Detalle de la calzada Corduba-Hispalis que pasaba entre los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Detalle de la calzada Corduba-Hispalis que pasaba entre los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Restos de uno de los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Detalle de uno de los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos en Córdoba
  • La calzada Corduba-Hispalis pasaba entre los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Detalle de la calzada Corduba-Hispalis que pasaba entre los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Restos de uno de los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Restos de uno de los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos en Córdoba
  • Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos en Córdoba
  • Detalle de la calzada Corduba-Hispalis que pasaba entre los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Detalle de la calzada Corduba-Hispalis que pasaba entre los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Restos de uno de los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Detalle de uno de los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos en Córdoba
  • La calzada Corduba-Hispalis pasaba entre los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Detalle de la calzada Corduba-Hispalis que pasaba entre los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Restos de uno de los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba
  • Restos de uno de los Monumentos funerarios romanos de Puerta Gallegos de Córdoba