IGLESIAS FERNANDINAS

Iglesia de Santa Marina: Introducción Histórica.

La Iglesia de Santa Marina de Aguas Santas, advocación de origen gallego, fue mandada a construir por el Rey Fernando III el Santo con el fin de habitar la escasamente poblada collación de Santa Marina, así como de dotarla de un centro religioso y administrativo. Situada en un lugar privilegiado de la Córdoba actual, en el medievo lindaba con la muralla que separaba la Ajerquía de la Villa, así como con la desaparecida Puerta del Colodro, que posibilitaba el acceso a la Ajerquía por el Norte.

En la actualidad se piensa que las obras se iniciaron a finales del siglo XIII, aunque se poseen datos en los que aparecen alusiones documentales a la iglesia en 1256 y 1264, así como la mención por parte de unos clérigos que servían en ella en 1277. Sin duda, es junto a La Magdalena, la iglesia más antigua de las denominadas fernandinas, con el que comparte numerosas similitudes estilísticas.

Como en la mayoría de las restantes iglesias fernandinas de nuestra ciudad, la Iglesia de Santa Marina ha sufrido numerosas transformaciones, si bien, el estado actual de conservación del templo es óptimo para poder hacer una lectura histórica del mismo.

A mediados del siglo XVI Hernán Ruiz edificó la actual torre campanario sobre restos medievales, las obras fueron financiadas por el Obispo Don Leopoldo de Austria, tío del Emperador Carlos I. Hacia 1630 el arquitecto Sebastián Vidal trasformó el ábside del lado del evangelio para alojar en él la Capilla de los Benavides, adaptándolo al gusto imperante de la época. Años después, en 1642 y 1647, se cubren las cubiertas medievales por bóvedas barrocas y se concluye la Capilla del Sagrario respectivamente. Ésta última sufrió una nueva reestructuración en la segunda mitad del siglo XVIII, pero se piensa que fue originada por el terremoto en el que la iglesia se vio afectada en el año 1755. La restauración realizada en el año 1998 fue realizada para que, en la medida de lo posible, el templo recuperara su aspecto original.

La tradición de enterrar a los fallecidos en el interior y aledaños de las iglesias, estimuló que en épocas de gran mortandad la acumulación de cadáveres provocara la propagación de grandes epidemias, caso de la que en el año 1785 causara más de mil muertes, como nos relatara Ramírez de Arellano.

Las epidemias no fueron las únicas desgracias que sufrió el barrio de Santa Marina a lo largo de los años. Los terremotos de 1680 y 1755 hicieron mella en el edifico, así como los incendios acaecidos en 1880 y 1936. A tales desastres le fueron sucediendo sendas restauraciones, eso sí, realizándose al gusto del patrocinador y del momento, como se hacían las cosas antaño.

El actual barrio de Santa Marina se encuentra limitado por el barrio de San Agustín en el Este y Sur, así como por la Avenida de Ollerías en el Norte y la céntrica Plaza de Colón en el Oeste. Frente a la iglesia se sitúa la Plaza de Santa Marina, que linda con la Plaza del Conde de Priego, lugar donde está ubicado el Monumento a Manolete, por lo que el espacio para contemplar el edificio es más que notable.

Unos metros al Sur de la iglesia, limitado por la Calle Santa Isabel y la Calle Rejas de Don Gome, se encuentra el Palacio de Viana. Al Norte, en la Avenida de Ollerías junto a la Plaza de Colón se encuentra la Torre de la Malmuerta, una torre albarrana mandada a construir por Enrique III el Doliente, para proteger las puertas del Rincón y del Colodro.

Si desea conocer las Iglesias Fernandinas no dude en contratar alguna de nuestras visitas guiadas. Dedicaremos especial atención a la Iglesia de Santa Marina. Somos expertos en la interpretación del patrimonio histórico cordobés. Si ha elegido hacer turismo en Córdoba, elija una opción de calidad, elija ArtenCórdoba.

Texto: J.A.S.C.

  • Fachada de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Torre-Campanario de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Nave central de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Altar Mayor de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Capilla del Sagrario de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Capilla de los Benavides en la Iglesia de Santa Marina de Córdoba
  • Nuestro Señor Resucitado en la Capilla de los Benavides de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Portada de la Capilla de los Orozco en la Iglesia de Santa Marina de Córdoba
  • Fachada de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Detalle de la Torre-Campanario de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Cubierta de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Cubierta del Altar Mayor de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Capilla del Sagrario de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Capilla de los Benavides en la Iglesia de Santa Marina de Córdoba
  • Virgen de la Alegría en la Capilla de los Benavides de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Detalle de la portada de la Capilla de los Orozco en la Iglesia de Santa Marina de Córdoba
  • Fachada de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Torre-Campanario de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Nave central de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Altar Mayor de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Capilla del Sagrario de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Capilla de los Benavides en la Iglesia de Santa Marina de Córdoba
  • Nuestro Señor Resucitado en la Capilla de los Benavides de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Portada de la Capilla de los Orozco en la Iglesia de Santa Marina de Córdoba
  • Fachada de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Detalle de la Torre-Campanario de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Cubierta de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Cubierta del Altar Mayor de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Capilla del Sagrario de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Capilla de los Benavides en la Iglesia de Santa Marina de Córdoba
  • Virgen de la Alegría en la Capilla de los Benavides de la Iglesia de Santa Marina en Córdoba
  • Detalle de la portada de la Capilla de los Orozco en la Iglesia de Santa Marina de Córdoba