MEZQUITA - CATEDRAL

Capilla Real

En el año 1312 muere en Jaén el Rey Fernando IV, en un primer momento se decidió enterrar al monarca en Sevilla o Toledo, la capital, pero finalmente se toma la decisión de darle sepultura en Córdoba, la ciudad más cercana, debido a las altas temperaturas que azotaban la península en aquel momento. Su sucesor, Alfonso XI manifestó años después su deseo de ser enterrado junto a su padre; cuando éste muere en 1350, se depositan sus restos en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla pero, en 1371, se trasladaron a Córdoba como era su deseo.

Precisamente coincide la fecha de finalización de las obras de la Capilla Real con la del traslado de Alfonso XI a la ciudad, de hecho, aún se conserva una inscripción en el zócalo de la misma que reza lo siguiente: "Este es el muy alto rrey d. Enrique (Enrique II). Por onra del cuerpo del rrey su padre esta capiella mandó facer. Acabose en la era de 1371". Los restos de los monarcas fueron trasladados en 1736 a la iglesia de la Colegiata de San Hipólito por orden expresa de Felipe V. En la actualidad es posible visitar ambos sepulcros, ya que se encuentran depositados a la vista, en los extremos de la cabecera de dicha Iglesia.

La Capilla Real de la Mezquita-Catedral presenta una planta cuadrangular que se desarrolla en vertical sobre las arquerías de la mezquita de al-Hakam II, siendo anexa en su lado occidental a la Capilla de Villaviciosa. El nivel del suelo se eleva varios metros respecto al suelo de la Catedral, quedando en el subsuelo la cripta que albergaba en sus muros los enterramientos. A la parte alta de la capilla se accedía por medio de una escalera procedente del lado anexo a la Capilla de Villaviciosa, pero este acceso fue destruido en el siglo XIX, esto unido al cerramiento de los lados Norte y Sur acabaron desvirtuando el recinto casi por completo en su configuración inicial.

Antes de comenzar el análisis de la decoración de la Capilla Real, resulta de vital importancia comentar que fue ornamentada en arreglo al gusto mudéjar imperante en la Casa Real del momento, como sucediera también en las obras de la Puerta del Perdón. Un zócalo alicatado de gran belleza, en el que destaca una cuidada decoración geométrica realizada base de lazos, rombos y cresterías, recorría el perímetro de la capilla y sobre él arrancaba la decoración de los cuatro muros:

Un original friso de yeserías a base de motivos heráldicos de Castilla y León, decoración epigráfica árabe y arquillos lobulados recorre el muro Este. Del mismo friso parten cinco arcos polilobulados dispuesto de forma irregular, a partir de los cuales se desarrolla una decoración de rombos sobre fondo de ataurique. En el centro del muro se abre una hornacina cubierta por un arco angrelado, que cobija una escultura en madera policromada de "Fernando III el Santo".

En el muro Oeste de la Capilla Real destaca un amplio arco de herradura insinuado, en cuyo interior se hallaban, antiguamente, los dos vanos de acceso a la capilla cegados en el siglo XIX. También puede apreciarse la mencionada inscripción de Enrique II, gracias a la cual podemos fechar la obra en el año 1371.

Los lados menores, Norte y Sur, presentan esquemas similares. Las albanegas de los arcos polilobulados presentan yeserías a base de motivos de hojas sobre fondo de ataurique, sobre éstas se desarrolla un friso de mocárabes. Los dos muros son coronados por dos arcos angrelados cegados, decorados con motivos en forma de rombos, y apoyados a ambos lados sobre medios cuerpos de leones.

La Capilla Real está coronada por una excepcional bóveda formada por un total de ocho arcos angrelados, cuatro de los cuales se disponen de forma perpendicular a los muros, mientras que los otros cuatro restantes lo hacen de forma diagonal. De esta manera, cada lado queda dividido en cuatro partes iguales, en las que se abren los distintos vanos de iluminación de la capilla. Un gran número de estos vanos fue intervenido en el siglo XVIII, si bien aún quedan restos de los arcos de herradura que los componían.

Si no tiene claro qué hacer en Córdoba, le recomendamos visitar la Mezquita-Catedral contratando una de nuestras visitas guiadas. Allí dedicaremos un capítulo especial a la Capilla Real. Elija hacer turismo de calidad con personal cualificado, no lo dude, ArtenCórdoba es la mejor opción.

Texto: J.A.S.C.

  • Detalle de la bóveda que cubre la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle de los muros norte-oeste y cubierta de la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Arranque del muro Este en la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • La Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba vista desde la ampliación de Al-Hakam II
  • Escultura de Fernando III el Santo en la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Cubierta de la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle de los muros norte-este-oeste y cubierta de la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle del muro Este en la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Escultura de Fernando III el Santo en la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Escultura de Fernando III el Santo en la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle de la bóveda que cubre la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle de los muros norte-oeste y cubierta de la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Arranque del muro Este en la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • La Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba vista desde la ampliación de Al-Hakam II
  • Escultura de Fernando III el Santo en la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Cubierta de la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle de los muros norte-este-oeste y cubierta de la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle del muro Este en la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Escultura de Fernando III el Santo en la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Escultura de Fernando III el Santo en la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba