MEZQUITA - CATEDRAL

Capilla de Santa Teresa y Tesoro

Parte del espacio que hoy ocupa la Capilla de Santa Teresa y Sacristía Mayor de la Mezquita-Catedral, se encontraba tomado por las Capillas de San Martín y San Andrés desde la década de los años 30 del siglo XIV. La Capilla de San Martín fue fundada por los hijos de Don Arias de Castro en Enero de 1330, para que sirviera de enterramiento de su padre, quien fuera importante embajador del Rey Fernando IV. La Capilla de San Andrés, lugar desde el que entonces se accedía a la Sacristía Mayor, fue erigida por el Deán de la Catedral Don Gil Pérez.

Al concluirse el período de patronato por parte de la familia De Castro sobre la Capilla de San Martín, y unido a que los derechos sobre la Capilla de San Andrés pertenecían al cabildo, el espacio fue cedido al Cardenal Salazar para la realización de su Capilla de Santa Teresa y futuro panteón. El Cardenal, Obispo de Córdoba entre 1686 y 1706, fue un hombre de notable importancia en la vida de nuestra ciudad, de hecho nos han llegado varias obras de su vasto patrocinio, caso del Hospital del Cardenal Salazar, hoy sede de la Facultad de Filosofía y Letras, o la Iglesia de San Pedro de Alcántara.

El encargado de realizar las trazas fue Francisco Hurtado Izquierdo, maestro mayor de la Catedral, comenzándose las obras en 1697. El maestro trazó un espacio octogonal cubierto por cúpula, dividida en ocho plementos, cuyos radios se encuentran decorados con motivos florales. Sobre ésta se desarrolla un amplio tambor que se halla perforado por diversos ventanales, coronados todos ellos por frontones triangulares partidos. El blanco de los paramentos, unido a las finas yeserías barrocas, otorgan a este singular espacio una especial personalidad, confiriendo, a su vez, una mayor heterogeneidad si cabe al conjunto de la antigua Mezquita, hoy Catedral.

Nada más penetrar en la capilla, a mano derecha, nos encontramos con el "Sepulcro del Cardenal Salazar", proyectado también por Hurtado Izquierdo, sin embargo, fue ejecutado entre 1709 y 1710 por los escultores Teodosio Sánchez de Rueda, Domingo Lernico y Juan Prieto. Se piensa que Hurtado Izquierdo pudo haberse inspirado en los modelos realizados por Bernini en Roma, pero no alcanzó la calidad de estos. Empleó el mármol negro para la arquitectura, como el pedestal y el dosel, y el mármol blanco para las esculturas, donde destaca la figura orante del Cardenal.

Teodosio Sánchez de Rueda talló el Retablo de Santa Teresa que en origen presidía la capilla, no obstante, éste fue sustituido por el actual, de corte neoclásico. Realizado en estuco, se apoya sobre un Sagrario decorado con un relieve de "La Piedad" en bronce de Virgilio Castelli, hecho venir desde Italia a ex profeso. Sobre éste se encuentra una escultura de "Santa Teresa" realizada en madera policromada, obra del granadino José de Mora Expósito hacia 1705. De elegante pose, la Santa recibe al Espíritu Santo en forma de paloma como Doctora de la Iglesia. Las restantes esculturas de la sala son también obra del escultor granadino, caso de San Agustín, San Pedro Nolasco o San Francisco de Asís...

Acisclo Antonio Palomino decoró la Capilla de Santa Teresa con tres grandes lienzos que representan tres episodios emblemáticos de la historia religiosa de la ciudad: "La aparición de San Rafael al padre Roelas", "San Acisclo y Santa Victoria" y "“La conquista de Córdoba por Fernando III el Santo", realizados hacia 1713. Los dos lienzos restantes, ubicados sobre las puertas que dan acceso a la Cripta y el Tesoro, representan a "La Purísima Concepción" y a "La Asunción de María", ambos encuadrados con exuberantes marcos de Teodosio Sánchez de Rueda.

En el centro de la capilla se encuentra la "Custodia" que realizara el orfebre alemán Enrique de Arfe, auténtica joya del Tesoro de la Catedral. Fundida y cincelada en plata entre los años 1514 y 1518, representó una nueva concepción de la orfebrería procesional en nuestro país. Mide 2’62 metros de altura, de los que 40 cm. corresponden a las restauraciones y ampliaciones efectuadas durante los siglos XVI y XVIII, mientras que su anchura gira en torno a los 0’92 metros en su base.

Los dos accesos mencionados anteriormente, a izquierda y derecha, nos llevan a la Cripta y el Tesoro respectivamente. La Cripta, concebida para el enterramiento de la familia del Cardenal, fue cubierta por una bóveda decorada con yeserías, y sus paredes cubiertas con lienzos del pintor Juan Pompeyo: "Aparición de la Virgen a San Fernando", "El martirio de San Zoilo", "San Eulogio" y "La transverberación de Santa Teresa". El Tesoro, a excepción de la citada "Custodia" de Arfe, se halla expuesto en dos salas rectangulares, y del que podríamos destacar la "Cruz del Obispo Manrique" o la "Imagen de Nuestra Señora", obra de Damián de Castro, inspirada en un original en madera de Pedro Duque Cornejo.

Si desea conocer la Capilla de Santa Teresa y el Tesoro de la Mezquita-Catedral no dude en contratar alguna de nuestras visitas guiadas. Somos expertos en la interpretación del patrimonio histórico cordobés. Si ha elegido hacer turismo en Córdoba, elija una opción de calidad, elija ArtenCórdoba.

Texto: J.A.S.C.

  • Portada que da acceso a la Capilla de Santa Teresa y Tesoro de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Bóveda que cubre la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Sepulcro del Cardenal Salazar en la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • 'La aparición de San Rafael al padre Roelas' de Acisclo Antonio Palomino en la Capilla de Santa Teresa
  • 'Santa Teresa' entre 'San Pedro Nolasco' y 'San Bernardino' en la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle del Tesoro de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • En el centro de la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba se encuentra la Custodia de Arfe
  • Custodia de Arfe en la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • 'San Acisclo y Santa Victoria' de Acisclo Antonio Palomino en la Capilla de Santa Teresa
  • 'La conquista de Córdoba por Fernando III el Santo' de Acisclo Antonio Palomino en la Capilla de Santa Teresa
  • 'Santa Teresa' en la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle del Tesoro de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Portada que da acceso a la Capilla de Santa Teresa y Tesoro de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Bóveda que cubre la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Sepulcro del Cardenal Salazar en la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • 'La aparición de San Rafael al padre Roelas' de Acisclo Antonio Palomino en la Capilla de Santa Teresa
  • 'Santa Teresa' entre 'San Pedro Nolasco' y 'San Bernardino' en la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle del Tesoro de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • En el centro de la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba se encuentra la Custodia de Arfe
  • Custodia de Arfe en la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • 'San Acisclo y Santa Victoria' de Acisclo Antonio Palomino en la Capilla de Santa Teresa
  • 'La conquista de Córdoba por Fernando III el Santo' de Acisclo Antonio Palomino en la Capilla de Santa Teresa
  • 'Santa Teresa' en la Capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle del Tesoro de la Mezquita-Catedral de Córdoba