MEZQUITA - CATEDRAL

Obras de Abd al-Rahman III, primer Califa de Córdoba

Aunque su actividad constructiva se centró en la ciudad palatina de Medina Azahara, el primer califa omeya, Abd al-Rahmán III (912-961), no descuidó la Mezquita Aljama de Córdoba, destacando su actuación en dos aspectos: la reforma del muro de contención de la fachada al patio y la construcción del nuevo alminar.

El antiguo alminar de Hisham I se derribó en el año 951 y el nuevo se inauguró en el 952, aunque hay autores que apuntan una fecha más temprana, el 946. El alminar, cuyo cuerpo se conserva embutido en la Torre-Campanario de la hoy Catedral de Córdoba, fue realizado en sillería a soga y tizón. Era un prisma de planta cuadrada de 8,5 m. de lado aproximadamente y una altura de fábrica de unos 47 m. Prolongaba la construcción el yamur, un mástil que lucia 3 grandes esferas decrecientes de oro y plata y otras menores, y que estaba rematado con una azucena o flor de lis y una pequeña granada de oro. El alzado del alminar presentaba 2 cuerpos, de longitud mayor el primero y terminado en una terraza almenada, y el de remate, más estrecho y cubierto por una bóveda semiesférica.

En el primer cuerpo se abrían dos pisos de ventanas con arcos de herradura sobre columnas, geminadas las de los frentes y tríforas las de los costados; en el tercio superior se disponía un friso de arquillos ciegos en cada lado. El cuerpo de remate se destinó a dependencias de los almuédanos, encargados de llamar a los fieles a la oración y tenía una puerta arqueada de herradura en cada fachada; el espacio interior se dividía en 2 mitades separadas por un muro que recorría de abajo a arriba el cuerpo principal, determinando dos cajas independientes de escalera, una con entrada por el patio y la otra por la calle.

Esta doble subida, que es característica única del alminar cordobés, era considerada por los cronistas árabes de la época, un signo de la calidad de su fabricación, y puede explicarse como un modo de destacar la superioridad y legitimidad del califa omeya cordobés sobre el califato abbasí de Bagdad. Sin embargo, Félix Hernández atribuye la forma del alminar de Abd al-Rahman III a la poca destreza del arquitecto encargado de su construcción, pues éste tuvo que terminar en 13 meses una torre mucho más amplia que la de Hisham I, resolviendo el interior como mejor pudo.

La reforma de la fachada del oratorio finalizó en el año 958, y la dirección de la obra fue encargada al liberto Abd Allah Ibn Badr, según queda constancia en la inscripción presente en el Arco de las Bendiciones, la puerta que daba acceso a la nave central. Dicha obra fue provocada por la pérdida de verticalidad del muro del patio de la Mezquita, empujado por las presiones de las arcadas del interior. Se le añadió en todo su frente un grueso muro que actuara como contrafuerte, el cual estaba perforado por 11 arcos de herradura semejantes a los ya existentes anteriormente en esta zona. Los arcos citados eran sostenidos por columnas de mármol entregadas con los capiteles de pencas característicos de época califal, que son una abstracción del mundo clásico, ya sean de orden corintio o compuesto.

El muro, recubierto en su totalidad de estuco, estaba ornamentado con decoración de dibujos geométricos de fichas que alternaban dos colores: blanco y rojo; de estos dibujos se conserva algún resto. La fachada remata en tejaroz sostenido por ménsulas que fueron originalmente modillones de rollos adornados de una faja de motivos vegetales o geométricos, tallados en yeso. Todo el conjunto, incluidos los arcos, ha sufrido cambios: las celosías que cierran al patio los arcos de poniente las hizo el arquitecto Rafael de la Hoz Arderius (1924-2000) en 1972, y la disonante cristalera contigua del arco de la galería se colocó en el año 2001.

Si se pregunta qué visitar en Córdoba, la mejor opción sería la Mezquita-Catedral, eligiendo una de nuestras visitas guiadas. De este modo conocerá todo lo necesario sobre las obras que realizara Abd al-Rahman III en el edificio. Apostar por hacer turismo de calidad es hacerlo por ArtenCórdoba.

Texto: Jesús Pijuán.

  • Medina Azahara centró casi todos los esfuerzos del Califa Abd al-Rahman III
  • Detalle del 'Salón Rico o de Abd al-Rahman III' en Medina Azahara de Córdoba
  • La actual Torre-Campanario de la Mezquita-Catedral de Córdoba envuelve el antiguo Alminar de Abd al-Rahman III
  • La Puerta de Santa Catalina alberga unos relieves de cómo fue el Alminar de Abd al-Rahman III
  • Relieve de la Puerta de Santa Catalina que representa el antiguo Alminar de Abd al-Rahman III
  • Rafael de la Hoz cerró con estas celosías el muro que edificara el Califa Abd Al-Rahman III
  • Gran Pórtico Oriental de Medina Azahara en Córdoba
  • Portada principal de la 'Casa de Ya'far' en Medina Azahara en Córdoba
  • La actual Torre-Campanario de la Mezquita-Catedral de Córdoba envuelve el antiguo Alminar de Abd al-Rahman III
  • Relieve de la Puerta de Santa Catalina que representa el antiguo Alminar de Abd al-Rahman III
  • El Arco de las Bendiciones de la Mezquita-Catedral fue obrado en tiempos de Abd al-Rahman III
  • Lugar donde aparece marcada la ubicación del antigo Alminar de Hisham I
  • Medina Azahara centró casi todos los esfuerzos del Califa Abd al-Rahman III
  • Detalle del 'Salón Rico o de Abd al-Rahman III' en Medina Azahara de Córdoba
  • La actual Torre-Campanario de la Mezquita-Catedral de Córdoba envuelve el antiguo Alminar de Abd al-Rahman III
  • La Puerta de Santa Catalina alberga unos relieves de cómo fue el Alminar de Abd al-Rahman III
  • Relieve de la Puerta de Santa Catalina que representa el antiguo Alminar de Abd al-Rahman III
  • Rafael de la Hoz cerró con estas celosías el muro que edificara el Califa Abd Al-Rahman III
  • Gran Pórtico Oriental de Medina Azahara en Córdoba
  • Portada principal de la 'Casa de Ya'far' en Medina Azahara en Córdoba
  • La actual Torre-Campanario de la Mezquita-Catedral de Córdoba envuelve el antiguo Alminar de Abd al-Rahman III
  • Relieve de la Puerta de Santa Catalina que representa el antiguo Alminar de Abd al-Rahman III
  • El Arco de las Bendiciones de la Mezquita-Catedral fue obrado en tiempos de Abd al-Rahman III
  • Lugar donde aparece marcada la ubicación del antigo Alminar de Hisham I