MEZQUITA - CATEDRAL

Puerta de las Palmas

Una inscripción situada en la Puerta de las Palmas nos dice que el califa mandó a reforzar la fachada norte del oratorio de la antigua Mezquita, ya que se encontraba en peligro de derrumbe: "Ha ordenado el siervo de Allah, el emir de los creyentes… la restauración de esta fachada y su consolidación, a fin de dar realce a las ceremonias de culto a Allah y guardar el carácter sagrado de sus moradas… Estos trabajos fueron terminados con la ayuda de Allah, en el mes de Du-l-hiyya del año 346 bajo los cuidados de su liberto, de su visir y de su intendente Abd Allah ibn Badr. Obra de Said ibn Ayub". La reparación consistió en la colocación de un muro de fachada delantero con once arcos de herradura, siendo el central, el que nos ocupa, de mayores dimensiones. La inscripción nos dice, además, que las obras datan de febrero-marzo de 958 y fueron realizadas por el recientemente nombrado Califa Abd al-Rahman III.

La Puerta de las Palmas, como hoy se le conoce, fue también conocida bajo la denominación Arco de las Bendiciones, cuya designación parece remitir, dice Manuel Nieto Cumplido, al acto de bendición del pendón real con motivo de la coronación real de un nuevo monarca; el teniente alférez mayor, prosigue Nieto Cumplido, tras inclinarse en tres ocasiones ante la Santa Cruz, entregaba el estandarte real al alférez mayor, entonándose, el Te Deum.

En el siglo XIV se realizaron los dos arquillos polilobulados cegados de los laterales, albergando uno de ellos la inscripción que citamos al principio. En el año 1553 Hernán Ruiz I el Viejo realizó el pabellón que corona la portada, decorado con un magnífico relieve que representa la escena de "La Anunciación de María", y presenta la inscripción: "Hoc sacrum opus angelicae salutationis divae Mariae Virgini dicatum frater Joannes a Toleto sculpendum curavit episcopatus sui anno decimo nativitatis vero Domini Nostri MDXXXIII". Las dos imágenes, la "Virgen" y el "Ángel", están tratadas de manera individual, cada una en una hornacina cubierta por venera, flanqueada a su vez por columnas que se estrechan conforme ascienden a la altura del capitel. El estado de conservación no es el óptimo, sin embargo, puede apreciarse, aunque a grandes rasgos, su notable calidad compositiva.

La decoración del interior de la Puerta de las Palmas, desaparecida la bóveda de cañón por reposición del artesonado de madera, con las pilas de agua bendita más los marcos de yeso que albergaban los lienzos de "San Pedro" y "San Pablo", y que enriquecían la estancia, fue encargada a Don Juan Sequero de Matilla. Los lienzos no se conservan, y fue colocado en su lugar una tabla del Papa Juan Pablo II y el escudo del Obispo Infantes Florido, que tampoco lucen en la actualidad, debido al fallecimiento del antiguo Papa y al cambio de Obispo en la diócesis.

La realización de las trazas cancel que nos da acceso al interior del templo, se le atribuye a Tomás Jerónimo de Pedrajas en torno a 1725 aproximadamente, dilatándose las obras hasta 1732. En estos se colocan dos miliarios romanos, encontrados en 1533 al realizar los cimientos de la nueva Capilla Mayor, a ambos lados del arco. En el de la derecha, por ejemplo, podemos leer: "IMP. CAESAR. DIVI. F. / AVGVSTVS COS. XIII. TRIB. / POTEST. XXI. PONTIF. MAX. / A. BAETE. ET. IANO. AVGVST. / AD. OCEANVM. / LXIIII.". Tomás Fernández Moreno nos comenta que, hacia el año 1614, sus letras estaban "doradas para mayor adorno", pero que el paso del tiempo hizo que en 1730 apenas quedaran restos del dorado.

Si desea conocer la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba no dude en contratar alguna de nuestras visitas guiadas. Somos expertos en la interpretación del patrimonio histórico cordobés. Si ha elegido hacer turismo en Córdoba, elija una opción de calidad, elija ArtenCórdoba.

Texto: J.A.S.C.

  • Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Relieve de 'La Anunciación de María' en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Inscripción que alude a las obras en la fachada por parte del Califa Abd al-Rahman III
  • Miliario romano en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Relieve ubicado en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle del Ángel del relieve de 'La Anunciación de María' en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedrald de Córdoba
  • Detalle de la Virgen María del relieve de 'La Anunciación de María' en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedrald de Córdoba
  • Miliario romano en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Tabla del Papa Francisco en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Relieve de 'La Anunciación de María' en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Inscripción que alude a las obras en la fachada por parte del Califa Abd al-Rahman III
  • Miliario romano en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Relieve ubicado en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Detalle del Ángel del relieve de 'La Anunciación de María' en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedrald de Córdoba
  • Detalle de la Virgen María del relieve de 'La Anunciación de María' en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedrald de Córdoba
  • Miliario romano en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba
  • Tabla del Papa Francisco en la Puerta de las Palmas de la Mezquita-Catedral de Córdoba