LAS PLAZAS

Plaza y jardines del Alpargate

La popularmente conocida Plaza del Alpargate, o lo que es lo mismo del Cristo de Gracia, El Esparraguero le llaman sus fieles, fue desde el medievo el lazo de unión entre la Ajerquía y la expansión de la ciudad al Este. Por aquí se encontraba entonces la Puerta de Plasencia, no muy lejos del lugar que la Inquisición ubicó su espantoso quemadero de herejes. A escasos metros de distancia se encuentran dos joyas de singular valor que adornan los jardines de nuestra plaza, la fuente y la Iglesia de los Padres de Gracia. La fuente fue trasladada desde Puerta Nueva a su actual emplazamiento en el año 1950, cuando el arquitecto municipal Don Víctor Escribano Ucelay, comandó la remodelación la plaza.

Tres corridas de toros, celebradas en el año 1747, fueron suficientes para sufragar los gastos que ocasionó la realización de la fuente. No muy lejos de donde se encuentra ahora, se hallaba un abrevadero donde los mayorales trasladaban a los toros bravos por la noche, para darles de comer y beber de camino a las ferias taurinas. La profusa vegetación que inunda la Plaza del Alpargate apenas deja apreciar desde lejos la monumental fuente, cuya erosionada piedra caliza nos traslada al barroco cordobés, aunque se aprecian rasgos poco comunes en nuestra ciudad, algunos hablan de cierta influencia Inca. Un pilón de destacable altura dibuja una base compuesta de líneas y curvas, de la que parten tres pilares rematados en pináculos de los que mana el agua. Junto a la fuente se encuentra un pequeño Triunfo de San Rafael, procedente del antiguo Estadio Municipal El Arcángel.

La historia de la Iglesia de los Padres de Gracia comienza en 1607, año en que el Ayuntamiento de la ciudad permite a los Padres Trinitarios ocupar, gracias al esfuerzo de San Juan Bautista de la Concepción, la antigua Ermita de Nuestra Señora de Gracia, al mismo tiempo que les proporciona una pequeña casita junto a ésta. La ermita y la casita fueron la iglesia y el Convento de los Padres Trinitarios hasta que, en el año 1680, finalizaron las obras del nuevo templo.

La fachada fue proyectada a modo de retablo por Sebastián Vidal, quien supo concebir un excepcional conjunto arquitectónico y escultórico de gran talla. Tres vanos adintelados con frisos de triglifos y metopas y, coronados por frontones circulares partidos, constituyen la portada de acceso al templo. Sobre estos encontramos tres esculturas en hornacinas: San Juan de Mata y Félix de Valois, fundadores de la Orden Trinitaria, que arrodillados en actitud de oración se hallan en los laterales, mientras que el grupo escultórico del Ángel presentando a los cautivos a La Santísima Trinidad está en el centro; todos ellos en hornacinas coronadas por frontones triangulares. Más arriba, sobre pedestales, se encuentran personificadas las tres virtudes teologales de la Fe, Esperanza y Caridad. La fachada se remata por un gran frontón triangular que acoge dos esculturas más, se trata de dos ángeles tenantes que, a su vez, flanquean el óculo central que sirve de iluminación del templo. Sobre los vértices inferiores del citado frontón se encuentran los arcángeles San Miguel y San Rafael, mientras que sobre el vértice superior, coronando el conjunto, se halla la Virgen de Gracia.

La iglesia presenta una planta de tipo basilical cubierta por bóveda de cañón con lunetos, y cúpula ovalada sobre pechinas. La cúpula está decorada con pinturas dedicadas a David, Isaac, Abraham, Jacob, Joaquín, Ecequías y Salomón. Las pechinas albergan los escudos de Don Pablo de Acevedo y su mujer Doña Ana de Córdoba, patronos del convento. Como sucede en otras iglesias cordobesas, en el lado del evangelio se realizaron varios altares, mientras que en el de la epístola se confeccionaron las capillas. Dos capillas nos gustaría resaltar, la dedicada a Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado, terminada en camarín, y la del Santísimo Cristo de Gracia, El Esparraguero, que precisamente alberga los restos de San Juan Bautista de la Concepción.

La bóveda y muros de la iglesia están decorados con lienzos, algunos de ellos muy deteriorados, que narran la vida y obras de Fray Juan de la Concepción. Entre los mejor conservados se encuentra el episodio de su muerte, rodeado de frailes de la Orden, o su visión de Cristo y la Virgen.

Si se pregunta qué visitar en Córdoba, una buena opción sería la Plaza del Alpargate, eligiendo una de nuestras visitas guiadas. Apostar por hacer turismo de calidad es hacerlo por ArtenCórdoba.

Texto: J.A.S.C.

  • Iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Portada principal de la iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Frontón de la portada principal de la iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Fuente e Iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Detalle de la fuente de la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Capilla de Nuestro Padres Jesús Nazareno Rescatado en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Detalle de la portada principal de la iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Frontón y espadaña de la iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Fuente de la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Detalle de la fuente de la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Capilla del Santísimo Cristo de Gracia 'El Esparraguero' en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Portada principal de la iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Frontón de la portada principal de la iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Fuente e Iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Detalle de la fuente de la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Capilla de Nuestro Padres Jesús Nazareno Rescatado en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Detalle de la portada principal de la iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Frontón y espadaña de la iglesia de los Padres de Gracia en la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Fuente de la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Detalle de la fuente de la Plaza del Alpargate de Córdoba
  • Capilla del Santísimo Cristo de Gracia 'El Esparraguero' en la Plaza del Alpargate de Córdoba