Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

«El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras»

Desde el pasado 1 de diciembre, podemos ver la exposición del cordobés Fernando Torres en las salas de arte del Hotel Averroes.

La muestra estará hasta el día 10 de enero de 2013, y su entrada y horario es libre.

 

Aquí os dejamos la presentación que se realizó el día de su inauguración:

Fernando viene dedicándose a la pintura desde los 13 años, cursando estudios en el Instituto Góngora a la vez que en la Escuela de Artes y Oficios de Córdoba, sacando en cursos de dibujo artístico matrícula de honor.

Numerosas exposiciones adornan su curriculum artístico como, por ejemplo, en la sala de arte de Cajasur, y la Federación de Peñas, consiguiendo en esta muestra el 2º premio de pintura.

También ha participado en exposiciones colectivas en Torre del Mar, Málaga, Trassierrra, etc., dedicándose al retrato en pastel en la costa del Sol y como monitor de pintura en el centro cívico de Trassierra.

Fernando Torres es un pintor del realismo, que con sus obras quiere llegar no sólo a la vista sino al sentimiento.

Sus cuadros, llenos de luz y color, nos dan tranquilidad; son de una belleza sosegada y estudiada. Sus obras nos hacen recordar la belleza de lugares cotidianos y conocidos, que tenemos en nuestro entorno. Su tratamiento de la luz y el color hacen que sus obras tengan una calidad excelente; sus calles, sus patios, sus retratos a pastel son temas destacados dentro de su obra pictórica que continua evolucionando en composiciones equilibradas y armoniosas de obras bien acabadas.

Fernando trabaja con detalle, procurando elaborar elementos y figuras con precisión, pero procurando no caer en un perfeccionismo vacio.

Emplea el color como complemento, porque su mayor desarrollo lo alcanza con la luz en sus obras, para lograr un resultado final virtuoso, con un sabio manejo de los volúmenes, distancias y perspectivas.

Para terminar, la obra de Fernando es una obra bella, luminosa, llena de encanto que desprende la obra bien terminada y amada, y ese sentimiento se desprende al contemplar la obra; cómo el artista la ha amada al trabajarla dejando, de esta manera su huella artística en una obra que perdurará en el tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar