Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

«El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras»

Séneca (Córdoba)

Séneca (Córdoba)

Desde el punto de vista literario las obras teatrales en época romana poseen iguales características a las de época griega, siendo la tragedia y la comedia, los modos literarios de mayor éxito.

A diferencia del mundo griego donde la tragedia alcanzó un gran éxito,  en época romana ésta queda reducida a un producto meramente cultural, de ahí, que se discuta si tragedias como las de Séneca llegaron o no a ser representadas en su totalidad. Durante el siglo I d.C.  las fuentes literarias constatan la representación de tragedias así como el nombre de autores clásicos tales como Enio, Pacuvio o Nevio. También sabemos los títulos de obras como Nerón de Curiacio Materno o Atreus de Pomponio Segundo. Es conocida la gran afición de Nerón por representar tragedias no sólo en palacio sino también en teatros.

Sin embargo, a través de diversos autores como Jocelyn en su libro The Tragedies of Ennius, conocemos que las tragedias no se llegaron a representar de forma completa. Esto puede ser debido a que en ese momento tuvo mayor éxito el pantomimo, otro género teatral que junto con el mimo son los dos más importantes en época imperial.  A pesar de ello, las artes decorativas del momento retratan escenas con personajes de la tragedia, lo que pone de manifiesto que en los pantomimos se trataron temas trágicos.

Como personaje ilustre dentro del ámbito de las representaciones teatrales es obligatorio destacar a Séneca (Córdoba 4 a.C.-Roma 65 d.C.), de cuya producción literaria tan solo se han conservado nueve, algunas de gran fama como Medea, Edipo, Hércules Furioso, Fedra, Tiestes o Agamenón. Actualmente, se cree que las tragedias de Séneca fueron escritas para ser declamadas.

Por otro lado, la comedia, parece ser que tuvo mejor suerte que la tragedia y fue un género representado durante todo el siglo I d.C.  especialmente las obras de Terencio y Plauto. Ya en el siglo II d.C. la comedia no se representó tan a menudo, aunque gracias a una inscripción funeraria conocemos el nombre de un autor de comedias: Pomponius Bassulus.

Una comedia que llega incluso a época medieval es la titulada Querolus, una imitación de otra comedia de Plauto, que gozaría de gran éxito.

[magicactionbox id=»11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar