Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

Blog cultural Artencórdoba

Nuestras líneas de hoy van dedicadas a Ambrosio de Morales, humanista, historiador y arqueólogo nacido y fallecido en Córdoba. Este ilustre personaje nació en el año 1513. Fue hijo de Antonio de Morales, médico y catedrático de la Universidad de Alcalá de Henares, de ahí que su hijo estudiara en la Universidad de Salamanca junto a su tío, el también famoso humanista Fernán Pérez de Oliva. Este último fue catedrático y rector de la universidad de Salamanca. Aparte de todo esto se encargó de corregir y editar la obra de su sobrino.

Ambrosio de Morales fue también discípulo de Melchor Cano. Melchor Cano también estuvo interesado en el campo de la lingüística, ya que compuso un “Discurso sobre la lengua castellana”. En 1531, cuando el tío de Ambrosio de Morales falleció, regreso a Córdoba y en 1533 paso a formar parte de la orden de los Jerónimos. Fue ordenado sacerdote y además enseñó retorica como catedrático en la universidad de Alcalá de Henares desde 1550.

Hacia 1559 nuestro cordobés ilustre recibe los primeros encargos por parte de la monarquía. Felipe II le encomienda en 1572 la tarea de realizar un viaje a León, Galicia y Asturias para estudiar reliquias, libros, documentos, objetos y manuscritos que salvó para las colecciones reales del Monasterio de El Escorial. Como resultado de esta experiencia escribió “Viage de Ambrosio de Morales por orden del Rey D. Phelippe II a los Reynos de León, y Galicia y Principado de Asturias”. Pero no le bastó con eso, consiguió persuadir al rey para que se realizaran unas descripciones sobre la historia y topografía de los pueblos de España, todo ello basado en las respuestas de unos cuestionarios que el mismo diseño, los cuales pedían, entre otras cosas datos toponímicos, arqueológicos, históricos y eclesiásticos. Las respuestas a estos cuestionarios se compendiaron en ocho volúmenes, los cuales nos ofrecen un estudio de gran profundidad sobre la España de la época. Todos estos datos le sirvieron más adelante en sus obras de carácter histórico.

Las principales personalidades del momento que le ayudaron a hacer están compilación fueron: Juan Fernández Franco, Antonio Agustín, André de Resendeo o Jerónimo Zurita entre otros. Una de las principales obras que siempre defendió de este autor fueron los “Anales de la Corona de Aragón” contra los ataques que sufría. Como elemento para rebatir las acusaciones escribió su “Apología de los Anales”. Ambrosio de Morales fue nombrado cronista de Castilla en 1563. Este fue el momento en el que comenzó a estudiar las fuentes para poder realizar un mejor trabajo, incorporando en sus investigaciones los testimonios no escritos encontrados en objetos tales como medallas o inscripciones.

Como continuación de la “Crónica” de Florián de Ocampo, el redactó “Antigüedades de las ciudades de España” fechada en 1575. El hilo conductor común de ambas obras fue la histórica arqueológica de los lugares que Ocampo mencionó y de Morales continuó. En la obra se percibe claramente un rigor histórico que la obra que toma como modelo no posee. Otra de sus obras de aquella época fue “Discurso sobre las antigüedades de Castilla”. Reeditó además los libros de su tío agregándoles quince “Discursos” propios. En 1567 se le incluye para el proceso de canonización de fray Diego de Alcalá.

Un año después participó como juez en las festividades conmemorativas del traslado desde Huesca a Alcalá de las reliquias de los mártires Justo y Pastor. A partir de 1578 se instala en la localidad de El Puente del arzobispo, después de haber sido ordenado vicario y administrador de los hospitales de la localidad un año antes. En 1582 regresa a Córdoba por cuestiones de salud donde reside hasta su muerte el 21 de septiembre de 1591.

Ambrosio de Morales, a lo largo de toda su vida, antes incluso de convertirse en cronista real, se dedicó a la historia y a su investigación, visito los lugares donde tuvieron lugar los hechos históricos que investigaba buscando información directa y contextualizándolos en el momento en el que ocurrieron y no solo hablando del hecho en si. Es siempre un considerado un autor moderno que en su producción sacrifica el estilo y la forma por incluir un contenido preciso en sus obras.
[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar