Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

Blog cultural Artencórdoba

Blanco y verde… dos colores que no son ajenos a ningún andaluz, y que aunque con otro significado, tampoco lo fueron a ningún andalusí, cuyo rastro nos transporta inexorablemente a la corte califal de los Omeyas cordobeses, Madinat al-Zahra.

Aunque aún hay muchas preguntas por responder sobre esta cerámica, la asociación de sus colores, blanco, símbolo de la familia Omeya, y verde, color que simboliza el islam, la constante aparición de la escritura de la palabra al-Mulk (el poder) o Baraka (Bendición) y la representación de simbología asociada al paraíso islámico, muestran una clara conexión con la nueva dignidad de Abd al-Rahman III, primer califa de al-Andalus y su voluntad de dirigir, como califa, a la umma, la totalidad de la comunidad islámica.

Ataifor en Verde y manganeso con la leyenda "Baraka" (bendición) Museo del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara.

Ataifor en Verde y manganeso con la leyenda “Baraka” (bendición) Museo del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara.

Ataifor en verde y manganeso con la leyenda "al-Mulk" (el poder) Museo del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara.

Ataifor en verde y manganeso con la leyenda “al-Mulk” (el poder) Museo del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara.

Fabricada con arcillas procedentes de la vega del Guadalquivir, esta cerámica, que requerirá de 3 procesos de cocción, presenta la más rica variedad decorativa, que va desde simples motivos geométricos, hasta la representación de figuras de animales, pasando por ricas decoraciones vegetales, todas, de gran contenido simbólico, buscando reivindicar el poder califal y su conexión con el paraíso. Es por eso que para los motivos vegetales se decidió utilizar hojas de acanto y palmetas, que ya decoraban las paredes del famoso Salón RicoSalón de Abd al-Rahman III (cuya reapertura esperamos ansiosamente).

Ataifor en Verde y manganeso decorado con vegetación arborea y medias palmetas a imagen de los atauriques del Salón Rico. Museo del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara

Ataifor en Verde y manganeso decorado con vegetación arborea y medias palmetas a imagen de los atauriques del Salón Rico. Museo del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara

Ataifor en Verde y manganeso decorado con una banda de hojas de acanto. Museo del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara

Ataifor en Verde y manganeso decorado con una banda de hojas de acanto. Museo del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara.

Aunque menos comunes que las decoraciones vegetales, llaman especialmente la atención las lozas decoradas con motivos animales e incluso personas. Buenos ejemplos son el “Pavón” de Medina Azahara, de gran significado, por ser, no sólo una de las especies animales que puebla el Jardín del Paraíso, sino por ser también el elemento que simbolizo al príncipe heredero, y que, además, se extenderá a otras artes, como la escultura, como prueban los aguamaniles actualmente expuestos en París, y la botella de los músicos, que se puede visitar en el Museo Arqueológico de Córdoba.

Ataifor en Verde y manganeso decorado con la figura de un "pavón" o pavo real, una de las especies del paraiso. Museo del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara

Ataifor en Verde y manganeso decorado con la figura de un “pavón” o pavo real, una de las especies del paraiso. Museo del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara

Aguamanil fabricado en bronce procedente de Medina Azahara y actualmente expuesto en el Museo del Louvre. (imagen propiedad de Artehistoria)

Aguamanil fabricado en bronce procedente de Medina Azahara y actualmente expuesto en el Museo del Louvre. (imagen propiedad de Artehistoria)

Esta cerámica, que tuvo su origen en las mismísimas margas azules de las riveras del Guadalquivir a su paso por la ciudad de Qurtuba (Córdoba), pronto se extendió desde los talleres regios de Medina Azahara a todo el territorio de al-Andalus, demostrándose una útil herramienta propagandística del nuevo estado, de lo que dan buena cuenta los distintos talleres, como el de la ya desparecida Medina Elvira, antigua Ilibérris de la que proviene esta magnífica pieza.

 "Redoma de las liebres" Redoma decorada en Verde y manganeso con decoración zoomorfa procedente de los talleres alfareros de Madinat Ilbira. Museo Arqueológico de Granada.


“Redoma de las liebres” Redoma decorada en Verde y manganeso con decoración zoomorfa procedente de los talleres alfareros de Madinat Ilbira. Museo Arqueológico de Granada.

[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar