Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

“El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras”

El Gran Teatro de Córdoba acoge este fin de semana Hécuba, un montaje de la tragedia de Eurípides dirigido por José Carlos Plaza, con Concha Velasco como protagonista de la versión realizada por Juan Mayorga. De la producción, estrenada con gran éxito en el pasado Festival de Teatro Clásico de Mérida, se ofrecerán dos funciones, mañana viernes 21 y el sábado 22 de marzo, ambos días a las 20:30 horas.

Un escenario que presenta la desolación tras la batalla -espacio recreado mediante una escenografía que impone – recibe al espectador para mostrarle la desgracia de la anciana Hécuba, reina destronada, reducida a esclava y `madre coraje´ dispuesta a vengarse sin compasión alguna de quienes le arrebataron a sus hijos. Concha Velasco, que con este papel anota en su extenso y brillante curriculum artístico su primera tragedia griega -”porque nadie me lo había ofrecido hasta ahora”, explica-, borda una sensacional interpretación de este personaje que exige justicia para aliviar su tremendo dolor. Hécuba es una obra coral, y la veterana actriz comparte tablas con un elenco de lujo: Juan Gea, José Pedro Carrión, Pilar Bayona, Alberto Iglesias, Luis Rallo, Alberto Berzal, Denise Perdikidis, Marta de la Aldea, Zaira Montes y María Isasi.

En el texto, escrito  en el 424 a. de C., Eurípides aborda, una vez más, el tema de la Guerra de Troya, pero lo hace, y ahí radica su singularidad, no desde el bando de los ganadores, como es habitual, sino de las grandes perdedoras: las mujeres de los héroes. Junto con Troyanas, un título más representado, la obra pertenece al denominado ciclo troyano del clásico griego, que narra los hechos desde la brutal realidad de las más desventuradas madres, hijas o esposas.

Concha Velasco confiesa que este “maravilloso” personaje le atraía desde niña. Un profesor, cuenta, le hizo leer el texto de Eurípides con 14 años, “y me quedé enloquecida -afirma- con esta anciana reina de Troya desposeída de todo, que clamaba justicia y al no recibirla se venga con sus propias manos”. De su personaje en la función dice que es “reina hasta el último suspiro de su vida. Es lo que más trabajo me ha costado a la hora de componer el personaje, su actitud: ella pide clemencia, pero no implora”. Y añade lo difícil que es hacer el trabajo de contención que le pide José Carlos Plaza: “no me deja llorar”, comenta. Para el reconocido director, Concha no tiene más que elogios: “me conoce muy bien y es quien mejor me entiende; es uno de los grandes maestros que nos quedan, un gran maestro de actores”.

Juan Mayorga, el dramaturgo español más reconocido internacionalmente en la actualidad, es el autor de la adaptación de Hécuba que, en su opinión, es con más derecho que cualquier otra jamás escrita “la tragedia de la venganza”. Añade  que, con más determinación que ningún otro vengador que haya pisado la escena,  la reina destronada “no vacilará, erigiéndose a un tiempo en acusador, juez y verdugo”. “Qué enorme personaje -destaca Mayorga en el texto de presentación del montaje- el de esta anciana que nació en un palacio, esposa de rey y madre de hombres llamados a ser reyes, y que hoy sólo espera la hora de ser arrastrada como esclava hacia tierra extranjera. Y qué paradoja que precisamente entonces, cuando parecía más débil, esta madre desdichada se revuelva -con furia animal, pero también cargada de razones- y devuelva un golpe tan irreparable como el que ella recibió”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar