Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

«El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras»

La provincia de Córdoba se divide en tres regiones geográficas claramente definidas. La Sierra, al norte, la Campiña al sur, y separando ambas el valle del Guadalquivir. En varias entradas al blog hemos hablado de la Sierra, y muy extensamente del río Guadalquivir; y es ahora la Campiña la que se merece nuestra atención.

Ruinas de la ciudad ibero-romana de Ategua en la Campiña cordobesa.

Ruinas de la ciudad ibero-romana de Ategua en la Campiña cordobesa.

La Campiña es uno de los elementos más destacados del paisaje cordobés; zonas amplias de cultivos que han representado, a lo largo de los siglos, la mayor fuente de riqueza de la actividad económica de Córdoba. Sus tierras presentan formas suaves de lomas poco elevadas que los romanos denominaron Campania (campo o tierras a las afueras de la ciudad fácilmente cultivables) y los musulmanes Qampinya. Nuestra Campiña, como unidad geográfica con características particulares fue descrita por geógrafos musulmanes en sus estudios de al-Ándalus. Esta zona, al sur de Córdoba, en los límites con las provincias de Jaén, Granada, Málaga y Sevilla ha sido desde antiguo área de conflictos por el control de su propiedad. En ella se desarrollaron algunas de las más famosas batallas de César contra los Pompeyos (Ategua o Munda). Y durante la Edad Media se sucedieron diversos enfrentamientos entre musulmanes y cristianos que no finalizarían hasta la conquista de la ciudad de Granada en 1492. Precisamente en la Campiña se situaba la línea de frontera que separaba los reinos de Castilla y Granada, casi inalterable durante algo más de doscientos años, lo que provocó que las tropas de uno y otro bando saquearan sus pueblos alternativamente dependiendo de quien fuera su ocupante. Son muy conocidas las razzias contra Baena, Castro del Río, Espejo, Lucena o Cabra a lo largo de los siglos XIII, XIV y XV. Los grandes señoríos en que fueron distribuidas las tierras de la Campiña fueron sucedidos por propiedades particulares y grandes arrendamientos del suelo en el siglo XVIII, lo que dio lugar a una gran cantidad de cortijos que conforman hoy día la imagen más característica de la zona. La llegada de la industrialización en el siglo XIX, trajo consigo las mejoras de la agricultura y la creación de cooperativas, que fomentaron el cultivo extensivo de estas tierras; principalmente olivos y viñas, regados por dos afluentes del Guadalquivir, el Guadajoz al norte y el Genil al sur.

Baena, en el límite sur de la Campiña.

Baena, en el límite sur de la Campiña.

Hoy día, la Campiña cordobesa se ha dividido administrativamente en dos grandes mancomunidades: la Campiña este y la Campiña sur. Englobando un total de dieciséis municipios, las poblaciones de la Campiña recogen en sus demarcaciones un importante patrimonio cultural y arqueológico compuesto por castillos, iglesias, palacios y otras construcciones que representan la huella que han dejado las distintas culturas que han vivido en estos territorios. Y es que la Campiña, en general, ha sido históricamente un cruce de caminos importantísimo para los diferentes pueblos que se han asentado en estas comarcas, dejando un importante legado cultural que representa la diversidad de su oferta turística. Pero no todo es patrimonio cultural; la industria y la artesanía han llevado a la Campiña cordobesa a los primeros puestos dentro de la manufacturación del mueble doméstico o la cerámica, sin descartar los productos agroalimentarios famosos más allá de sus fronteras, como la conserva de carne de membrillo de Puente Genil o los exquisitos vinos denominación de origen Montilla-Moriles. Hoy día la Campiña es un mundo nuevo por descubrir incluso para cordobeses. No vea tan lejos lo que tiene tan cerca. ¡Visite la Campiña!

Ruinas de la ciudad ibero-romana de Torreparedones en el término municipal de Baena.

Ruinas de la ciudad ibero-romana de Torreparedones en el término municipal de Baena.

[magicactionbox id=»11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar