Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

“El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras”

Si vamos de camino al yacimiento arqueológico de Madinat al-zahra, por la carretera de Palma del Rio, podremos ver a la Izquierda, la Parroquia de Nuestra Señora de Rosario. Este templo, se encuentra en la Barriada de las Electromecánicas, propiedad de la empresa SECEM desde 1917 hasta finales de XX, cuando se vendieron las casas a los empleados de la fábrica.

Siguiendo las doctrinas paternalistas imperantes a principios del siglo XX, la empresa ofrecía a todos  a sus trabajadores una serie de medidas sociales que facilitarían su vida, se le daba acceso a una vivienda propiedad de la empresa y aledaña a la fábrica, así se creó el barrio de las Electromecánicas, o la “Letro”, que contó con comercios, escuelas para sus hijos para los hijos de los empleados y por supuesto con una parroquia. Esta comenzó a construirse a finales de la década de los cuarenta, de pasado siglo y será inaugurada por el obispo
cordobés fray Albino Gonzáles en 1947.

El edificio de planta  basilical cuenta con arcada de cuatro vanos en la parte delantera y dos en la lateral, a la derecha del mismo se encuentra adosada la torre campanario de planta cuadrangular y de altura modesta. Se trata de una torre campanario con un estilo arquitectónico que emula lo neoclásico, en consonancia con el resto del edificio, con vanos decorados por sucesión de arcos rebajados que iluminan el interior donde hay cuatro campanas, y decoración de pináculos y azulejos así como un reloj.

Ya en el interior de la parroquia, vemos una división del espacio en  tres naves, donde al igual que ocurre en la Mezquita aljama de Córdoba, se encuentra dividas por arcos de herradura. Las imágenes principales que adornan el interior de edificio corresponden al Cristo  de la Oración y la Caridad y el Crucificado. Este último obra del escultor extremeño Juan de Ávalos, conocido sobre todo por ser el autor de las colosales esculturas del Valle de los Caídos.

Pero sin duda la imagen que despierta más devoción entre los vecinos es la que da nombre a la edificación, Nuestra Señora del Rosario, que es posesionada el domingo más cercano al día 7 de Octubre, por ser este su día.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar