Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

“El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras”

Ayer día 6 de julio el Ayuntamiento de Córdoba presentó una nueva medida para hacer más atractiva la oferta cultural de la ciudad entre los viajeros. Se trata de una pulsera turística que permite la entrada a varios establecimientos municipales: el Alcázar de los Reyes Cristianos, los Baños Califales, el Museo Taurino, el Museo Julio Romero de Torres y la Posada del Potro-Casa de Fosforito.

Baños Califales

Los Baños Califales, uno de los recintos incluidos en la entrada conjunta y de los monumentos más desconocidos de Córdoba.

Lo cierto es que ya se ofertaba un bono para visitar esos mismos espacios al mismo precio que la pulsera. La diferencia es que el bono solo era válido para el día en que se compraba, mientras que la pulsera será válida mientras el usuario la lleve puesta, lo cual da opción a usarla durante toda la estancia en la ciudad. Esto, desde mi punto de vista, es lo más atractivo de esta iniciativa: el efecto llamada por el cual aquellos recintos que el viajero no conoce se verán promocionados mediante la entrada combinada.

Y es lo más atractivo porque creo que precisamente uno de los problemas de la ciudad en cuanto al turismo es precisamente la falta de promoción de su oferta cultural.

Una de las preguntas más frecuentes que me suelen hacer cuando termino una ruta es ¿Qué más se puede ver? y al preguntarles, apenas han visto la mezquita y paseado por la judería. La ciudad tiene mucho encanto, y mucho que ofrecer, pero no lo ofrece adecuadamente. La visita a nuestra ciudad se percibe como una escapada corta, donde dos días es más que suficiente. Afortunadamente, la cosa va cambiando, fruto de la mejora en algunos sentidos y también de quienes nos visitan, que se acaban convirtiendo en nuestros mejores embajadores: cada vez más me encuentro con gente que ha venido porque amigos o familiares se lo han recomendado, incluso diciéndoles que “con dos días  no da”. Y aún más, quienes repiten cada cierto tiempo porque les encanta y no dejan de descubrir cosas.

Aún queda mucho por hacer; los horarios, por ejemplo, generan bastante quejas. Pero vamos mejorando, y eso se nota. Se suelen repetir comentarios alabando la limpieza, seguridad y “lo verde que está todo”. Es decir, la ciudad gusta, y gusta mucho. A partir de ahí, tenemos un mundo de posibilidades. Así pues, bienvenida sea cada nueva iniciativa que se ponga en marcha.

[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar