Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

Blog cultural Artencórdoba
Afrodita agachada de Museo Arqueológico de Córdoba (Fuente de foto: www.xn--espaaescultura-tnb.es)

En nuestro recorrido por las salas del Museo Arqueológico de Córdoba queremos hoy detenernos ante una de las piezas más señeras de toda la colección, que constituye también otro de los valiosos unicum aquí albergados. Presidiendo el espacio en el que se encuentra, la famosa Afrodita agachada es sorprendida por nuestra presencia justo en el íntimo momento previo a tomar un baño. Esta estupenda talla romana de bulto redondo, que invita no obstante a ser observada en todo su contorno, representa a la diosa en una escena de gran aceptación en el mundo clásico y que gozó de especial difusión en época imperial, convirtiéndose en uno de los temas favoritos del gusto romano entonces. Se dice habitualmente ser el único ejemplo conservado en la Península, si bien el Museo del Prado madrileño posee otro peor conservado e incompleto.

Se trata de una copia romana, realizada en mármol blanco procedente de las canteras de la Isla de Paros, creada a partir de una escultura original griega en bronce no conservada pero de la que tenemos alguna información. La autoría de aquel original se atribuye a Doidalsas de Bitinia, escultor griego del que poco se conoce pero que recibió encargos del rey Nicomedes I. Es citado por Plinio en uno de sus pasajes, en el que comenta que en sus días había Venerem lavantem sese daedalsas en el Pórtico de Octavia junto al Templo de Juno en Roma. En otro pasaje, el historiador romano señala cómo el rey Nicomedes I de Bitinia intentó hacerse con la Afrodita de Praxíteles. Se supone que al no conseguirlo encargaría, en torno a 250 a.C., ese original en bronce a Doidalsas, que ya habría realizado previamente para él un Júpiter. Modelo helenístico pues que presenta una complicada composición, en compleja postura dotada de un fuerte movimiento propio de la barroquización con la que evolucionan en ese periodo los cánones clásicos.

La Afrodita agachada desde distintas perspectivas

La copia romana aquí conservada fue hallada en la excavación arqueológica realizada en los números 5 y 7 de la Calle Amparo en Córdoba, dirigida por Dña. Laura Aparicio Sánchez a finales de 1993. A falta de resultados concluyentes en cuanto a la cronología del yacimiento que le servía de contexto, ha sido fechada por sus rasgos estilísticos en época de los Antoninos, esto es, del siglo II a.C. La escultura estaba fragmentada y algo deteriorada pero bastante completa, aun cuando faltan el brazo izquierdo y el antebrazo derecho. La escena es interpretada como la diosa Afrodita sorprendida justo en el momento previo a tomar un baño, agachada y girada mientras ve su reflejo en el agua. Se piensa podría estar recibiendo agua vertida en su espalda por un cántaro o fuente. El intenso movimiento dado y la complicada postura obligan al copista romano a incluir un ave, cuya cabeza no se conserva,  que le sirve de apoyo ante la fuerte flexión de las piernas y el importante peso de la pieza de mármol, circunstancia de la que carecería el original de bronce mucho más ligero.

Desarrolla un interesante modelo anatómico en el que destacan los volúmenes, tratados con gran naturalidad y dotados aquí de fuerte contraste con claroscuro logrado con un uso amplio del trépano, antiguo taladro. La cabeza, a la que le falta la nariz y la oreja derecha, está también girada acentuando la sensación de movimiento y revela una talla exquisita, con un marcado contraste entre superficies blandas y delicadas y los acentuados claroscuros, muy del gusto en la época. La diosa es aquí representada en su lado más humano y con toda naturalidad, desprovista de toda deidad.

Su funcionalidad siempre se relacionó con ambientes acuáticos. Probablemente formara parte de un conjunto termal, baños decorados con este tipo de esculturas en las que se representan deidades “acuáticas”, o bien procediera de una fuente o ninfeo. Ambos ámbitos abundarían en Corduba Colonia Patricia. De hecho la estancia en la que se halló estaba tratada con opus signinum, mortero hidráulico utilizado como pavimento aislante, en las cercanías de los baños árabes de la Calle Cara, que podrían haber continuado en el tiempo el uso de unas termas romanas anteriores. En la zona han aparecido, no obstante otros ejemplos de estatuaria utilizada como fuentes que sugieren la existencia de un ninfeo en las cercanías.

[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

El sitio web www.artencordoba.com utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.

aceptar