La localidad cordobesa de Rute, al pie de la sierra a la que da nombre. (Fuente de foto: www.ruralsierrasol.es)

Conforme se acercan fechas tan señaladas como las fiestas navideñas, la localidad serrana de Rute se llena de visitantes que se acercan para disfrutar de sus múltiples atractivos. Año tras año sigue consolidándose como uno de los destinos más solicitados en nuestra provincia durante estas fechas, haciendo las delicias de pequeños y mayores gracias a la tradicional producción de mantecados, dulces y licores de la mejor calidad.

Enclavada en un precioso paraje, a los pies de la sierra subbética a la que da nombre, encontramos el destino de miles de turistas atraídos por la rica oferta cultural y gastronómica que desde hace décadas ofrece Rute. De origen medieval, Rute el Viejo surgió como un enclave fortificado en una zona fronteriza muy transitada y cuyo principal núcleo poblacional se trasladó posteriormente a una zona más baja y menos escarpada, grueso de la población que hoy vemos. Sus magníficos recursos naturales, propios del Parque Natural de las Sierras Subbéticas, son aprovechados hoy por múltiples actividades como senderismo, rutas a caballo, cicloturismo de montaña o escalada, un amplio abanico de posibilidades que ofrecen estos parajes por su alto valor paisajístico. También deportes náuticos, por su cercanía al inmenso pantano de Iznájar, y es por supuesto, sede de la Asociación para la Defensa del Borrico, que cuenta aquí con una reserva y refugio destinado a su protección. Cuenta además con un importante Patrimonio histórico del que destacan las ruinas de la fortaleza medieval o la Torre del Canuto, atalaya que domina el paisaje desde las alturas del cerro del mismo nombre.

Belén de Chocolate de Rute (Fuente de foto: www.andalucia.org)

Pero es su también histórica producción de licores y dulces artesanales lo que la convierte en visita obligada cada vez que los villancicos comienzan a sonar, cuando cordobeses y demás visitantes realizan su peregrinación anual a Rute, bien a proveerse de las especialidades navideñas para regalar y disfrutar durante las fiestas, o visitar su famoso Belén de Chocolate, confeccionado anualmente por maestros artesanales. Son también muy visitados sus museos relacionados con los dulces navideños, como el Museo del Mantecado o el Museo del Turrón, donde podemos conocer los procesos de elaboración de tan apreciadas especialidades como también la exposición de figuras de monumentos andaluces y personalidades destacadas realizados íntegramente en azúcar y chocolate por los maestros pasteleros ruteños.

Los mismos alambiques de antaño siguen produciendo los licores más tradicionales en las conocidas destilerías de Rute. (Fuente de foto: www.andaluciademuseos.es)

Muy apreciados son también sus licores artesanales, de los que destacan el aguardiente y el anís. Sus famosas destilerías ofrecen la posibilidad de ser visitadas, donde podemos conocer de primera mano los detalles de su producción y cómo se siguen utilizando los mismos procesos e incluso alambiques antiguos para obtener los más genuinos licores igual que antaño. Disponen también de completos museos donde apreciar los diversos aspectos de su producción histórica, incluso un magnífico patio cordobés que ha sido ganador del premio al mejor de la provincia. No podemos tampoco olvidar su tradicional producción de deliciosas chacinas, embutidos y jamones, favorecida siempre por las condiciones ideales de su marco geográfico.

En cualquier época del año Rute es un destino inmejorable para los amantes de la cultura, naturaleza y deporte. Pero es en estas fechas cuando se convierte en una visita obligada para el disfrute de toda la familia, ahora y durante las fiestas también.

[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar