Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

Blog cultural Artencórdoba

Sí; en Córdoba hace mucho calor en verano. Este dato lo sabemos todos: cordobeses y foráneos que, o bien lo vivimos, o bien lo ven en los noticiarios. Pero que el calor no nos dé miedo. Muchas cosas se pueden hacer en nuestra bellísima ciudad en verano; simplemente hay que organizarse bien. Les voy a dar algunas claves:

1. Medina Azahara a primera hora de la mañana

Portada de la Casa de Yafar

Portada de la Casa de Yafar

Uno de los lugares que uno no debe olvidarse de visitar en Córdoba es la ciudad palatina de Abd al Rahman III, la opulenta Medina Azahara. Esta joya arquitectónica es un interesantísimo yacimiento arqueológico a unos 8 kilómetros de Córdoba. Abre a las 9 de la mañana. La mejor forma de disfrutarlo es esa hora. Permítanme un consejo: Vean primero el yacimiento y luego visiten el museo. No duden en contar con profesionales para una visita guiada Medina Azahara a la ciudad del califato omeya de al Andalus.

 
 
 

2. Viana como alternativa en los horarios calurosos

¿Qué hacer en esas horas del mediodía en las que el sol está haciendo de las suyas pero aún es temprano para buscar un sitio para comer? El palacio de Viana es una decisión extraordinaria. Podrán descubrir la Córdoba de finales de la Edad Media y de los siglos XVII a XX de un solo golpe de vista. Piensen: doce patios, un jardín y un palacio que alberga una gran colección. No lo duden; tradición e historia en un solo edificio.

Patio del Archivo (Palacio de Viana)

Patio del Archivo (Palacio de Viana)

3. La Mezquita-Catedral a media tarde

Haga frío o calor; truene o hiele, la Mezquita-Catedral no se la puede uno perder cuando viene a Córdoba. Así, hemos de buscar el momento adecuado. Si no son de dormir siesta, de los que quieren exprimir al máximo el día, visítenla después de comer: encontrarán menos gente y estarán frescos. En nuestra empresa ofrecemos visitas a la Mezquita-Catedral regulares y privadas por lo que pueden elegir el momento adecuado para disfrutar de este Patrimonio de la Humanidad.

Mezquita-Catedral de Córdoba

Mezquita-Catedral de Córdoba

 

Restos del teatro romano en el Museo Arqueológico de Córdoba

Restos del teatro romano en el Museo Arqueológico de Córdoba

4. Los museos

Nuestra ciudad cuenta con un buen número de museos que abarcan una gran cantidad de gustos. Para los amantes de los periodos más antiguos: el Museo Arqueológico, con los restos del teatro romano integrados en su interior; en el Museo Diocesano encontrarán la historia de Córdoba a través de la Iglesia; Bellas Artes o Julio Romero de Torres acercan al visitante a los periodos más recientes de nuestro arte.

5. Paseos panorámicos después del anochecer

Una vez el sol ha caído y se ha hecho la noche en la milenaria Córdoba, es un inmejorable momento para salir a pasear. De noche las ciudades parecen diferentes ya que se rodean del embrujo de la oscuridad y pueblan de sombras los rincones. Anden, recorran, disfruten, piérdanse por nuestras calles y Patrimonio. Aprovechen para alejarse un poco de la judería y descubran otros lugares: Potro, San Pedro, Cristo de los Faroles, Corredera, Santa Marina, Cabezas…

6. Escapada a la sierra

Si a pesar de todo esto les parece que el calor del centro de Córdoba es demasiado, escápense a nuestra sierra. A un paso, encontrarán naturaleza, cultura, patrimonio, gastronomía y algún que otro grado menos. Las Ermitas, los Santuarios de Santo Domingo y Linares, miradores naturales, los baños de Popea, junto a la villa de Trassierra… son algunos de los lugares que podrán visitar si ponen dirección norte.

Las Ermitas

Las Ermitas

7. Buena hidratación

Ante temperaturas elevadas, todos los organismos de salud recomiendan buena hidratación. Es aconsejable salir a la calle con alguna botella de agua fresca con la que poder combatir el calor. No obstante, si a lo largo del camino se quedan sin este líquido básico, pueden rellenar las botellas o beber en alguna de las muchas fuentes de la ciudad. Córdoba es riquísima en agua tanto en cantidad como en calidad. Aprovechen.

8. Prendas de vestir

Ropa fina, preferiblemente algodón, y de tonalidades claras. Por otro lado, zapatos cómodos y que transpiren. Si tienen alguna gorra o sombrero de paja es muy recomendable. Y si se lo han dejado en casa o no tienen, no se preocupen, hay muchos comercios en Córdoba donde pueden encontrarlos a precios asequibles.

9. Gastronomía

Una buena comida o cena ayudan a reponer fuerzas después de un completo día descubriendo la ciudad. Probablemente no les apetezca un plato de “cuchara”, pero no importa: la gastronomía cordobesa es muy rica y muy adecuada a los calores. Salmorejo, mazamorra o gazpacho son algunos de nuestros platos estrella. Y para beber un Montilla-Moriles. ¿Se puede pedir más?

Salmorejo cordobés. Imagen: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Salmorejo_cordobes.jpg

Salmorejo cordobés.
Imagen: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Salmorejo_cordobes.jpg

10. A disfrutar

No se me puede olvidar un detalle. Si vienen a Córdoba en verano encontrarán menos aglomeraciones de turistas y, posiblemente, unos precios más asequibles para el bolsillo.

No lo duden, Córdoba en verano es un gran destino. Nosotros les esperaremos con los brazos abiertos.

Puente romano, Puerta del Puente y Mezquita-Catedral. Imagen: https://pixabay.com/es/c%C3%B3rdoba-iglesia-rio-noche-nocturna-573799/

Puente romano, Puerta del Puente y Mezquita-Catedral.
Imagen: https://pixabay.com/es/c%C3%B3rdoba-iglesia-rio-noche-nocturna-573799/

[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar