Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

Blog cultural Artencórdoba

Ya lo hemos dicho en multitud de ocasiones, Córdoba es una ciudad que merece la pena visitar por infinidad de razones: una milenaria historia, monumentos incomparables, gastronomía, gente… En esta ocasión nos vamos a centrar en una época del año concreta, la más bonita y destacada de todas, la primavera. ¿Por qué hay que venir a Córdoba en primavera? Ahí van algunas ideas.

1. Clima

PATIO_SIETE_REVULETAS_1_CORDOBA_02

Imaginen un lugar y una época en la que el mejor sitio donde se puede estar es en la calle; un lugar en el que la temperatura media ronda los 20-25 grados centígrados; un lugar sin tormentas ni grandes aguaceros; un lugar en el que el clima te invita a ser feliz, a reír y a soñar. Ese lugar es Córdoba entre los meses de marzo y junio.

2. Las flores

Directamente relacionada con el punto anterior, es la explosión de las flores. Con el inicio de la buena temperatura, desde principios del mes de marzo, miles de flores comienzan a prepararse, a crecer hasta que a mediados de abril o principios de mayo llegan a su máximo apogeo. Es el momento en el que toda la ciudad tiene un color y un olor especial: el color de geranios y gitanillas y el olor de la flor del naranjo: el azahar.

3. La Semana Santa

Más tarde o más temprano, la Semana Santa siempre se celebra en primavera. Durante siete días los cofrades cordobeses se lanzan a la calle para la representación, al ritmo de bandas de cornetas y tambores de las escenas de Pasión y Muerte de Jesús. Aquí se hacen uno cultura, tradición y devoción.

En la tarde del Martes Santo, la Agonía, arropada por cientos de fieles, camina hacia su templo en el lejano barrio del Naranjo
En la tarde del Martes Santo, la Agonía, arropada por cientos de fieles, camina hacia su templo en el lejano barrio del Naranjo

4. Las romerías

La tradición de peregrinar a un santuario localizado a las afueras de una población, normalmente en la parte más alta de un cerro, es una tradición que se remonta a épocas muy antiguas. En nuestra tierra, dos romerías se celebran durante los inicios de la primavera: la de Santo Domingo y la de la Virgen de Linares, los días 17 de abril y 4 de mayo respectivamente. Esos domingos, desde bien temprano, mujeres vestidas de gitana, montadas en carretas decoradas con flores, y hombres a caballo se ponen en marcha para disfrutar de una jornada de convivencia y comida junto a los santuarios.

5. La Cata del Vino

Stand de las Bodegas Toro Albalá en la Cata del Vino de Córdoba
Stand de las Bodegas Toro Albalá en la Cata del Vino de Córdoba

El famoso mayo cordobés, el mes que más fiestas se celebran en todo el año, comienza, paradójicamente, a finales de abril. La XXXIII edición de la Cata del Vino Montilla-Moriles tendrá lugar este año entre el 20 y el 24 de abril. La “Cata del Vino”, como es popularmente conocida entre los cordobeses, es una feria comercial organizada por el Consejo Regulador de Montilla Moriles. Las carpas se colocan en los aparcamientos de la Diputación Provincial de Córdoba donde se dirigen miles de personas cada día para degustar los exquisitos vinos que se producen en nuestra tierra.

6. La Batalla de las Flores

La Batalla de las Flores supone el auténtico arranque del mayo festivo; una tradición que se celebra el último domingo de abril y que consiste en un recorrido a través del céntrico Paseo de la Victoria por parte de unas veinte carrozas, engalanadas con flores, y repletas de hombres y mujeres vestidos con trajes tradicionales que lanzan 150.000 claveles a una multitud enfervorecida.

Una de las carrozas de la Batalla de las Flores
Una de las carrozas de la Batalla de las Flores

7. Las Cruces de Mayo

Del 28 de abril al 2 de mayo, se celebra una de las fiestas más populares y queridas por los cordobeses: las Cruces de mayo. Durante cuatro días, las Hermandades de la ciudad montan cruces decoradas con claveles y otras flores, que compiten en un apretado concurso. Estas cruces, ubicadas en los rincones más representativos de Córdoba, se acompañan de barras en las que se sirve bebida y comida. Desde medio día hasta la madrugada se puede disfrutar, en compañía de familiares y amigos, de un buen rato al ritmo de rumbas y sevillanas.

Cruz de Mayo en la Plaza de las Tendillas
Cruz de Mayo en la Plaza de las Tendillas

8. El Concurso de Patios

Patio de la Calle Marroquíes, 6
Patio de la Calle Marroquíes, 6

En Córdoba, no dejamos tiempo entre fiesta y fiesta. De este modo, el mismo día que acaban las Cruces comienza el Concurso de Patios. Unas 50 casas-patio a lo largo y ancho de la ciudad compiten por ver cuál es la más bonita, la mejor decorada o la más repleta de flores en un Concurso que atrae a miles y miles de personas durante dos semanas. Desde 2012 este Festival es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

9. La Feria de Nuestra Señora de la Salud

Ya para terminar mayo, tiene lugar la Feria de Nuestra Señora de la Salud, el último gran evento del mes. El origen de nuestra feria se encuentra en el privilegio que el rey Sancho IV otorgó a Córdoba en 1284 para celebrar dos ferias de ganado anuales con una duración de 15 días cada una. Comenzó a llamarse “de la Salud” a finales del siglo XVII tras el hallazgo, en un pozo en los alrededores de la Puerta de Sevilla, de la talla de una Virgen milagrosa que “curaba” la salud, al igual que las aguas del pozo. Para conmemorar el acontecimiento se erigió allí una ermita y se comenzó a celebrar una de las ferias en sus alrededores.

En la actualidad, la feria ha perdido prácticamente su carácter ganadero para convertirse en un acontecimiento de ocio que se celebra en los alrededores del estadio de fútbol municipal Nuevo Arcángel. Unas 150 casetas y otras tantas atracciones hacen las delicias de gentes de todas las edades.

Jóvenes vestidas de gitana en una de las casetas de la Feria. IMAGEN: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Feria_de_C%C3%B3rdoba_001.jpg
Jóvenes vestidas de gitana en una de las casetas de la Feria.
IMAGEN: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Feria_de_C%C3%B3rdoba_001.jpg

10. Todo esto y mucho más

Todo esto, unido a un Patrimonio simpar y a una gente agradable y abierta que acoge al visitante con los brazos abiertos. ¿Venir a Córdoba en primavera? Permítanme decirles que es una decisión de la que no se arrepentirán.

Portada de la Feria de Córdoba. Imagen: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:La_Arcada_de_entrada_a_la_Feria_de_C%C3%B3rdoba.jpg
Portada de la Feria de Córdoba.
Imagen: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:La_Arcada_de_entrada_a_la_Feria_de_C%C3%B3rdoba.jpg
[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar