Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

Blog cultural Artencórdoba

La entrada de blog que me ocupa hoy es en honor de una de las más grandes figuras de la moda que ha habido en el mundo, aunque desconocido por muchos, y que por desgracia nos ha dejado hace muy poquito.

FOTO: ROLDAN SERRANO. ARCHCOR.
Fuente: https://sevilla.abc.es/

Elio Berhanyer nació en Córdoba el 20 de Febrero de 1929, (su verdadero nombre era Elio Berenguer Úbeda) nació en una familia humilde, siempre ha reconocido que pasó mucha hambre y miseria de pequeño, a su padre lo fusilaron en 1936 durante la Guerra Civil cuando él contaba con seis años de edad y se tuvo que poner a trabajar en lo que pudo, nunca fue a la escuela, por lo que  ha sido un autodidacta toda la vida, aprendió solo a leer y a escribir a los 14 años. Su padre fue minero y siempre dijo de él que era un “fenómeno” poniendo nombres bonitos, a su hermana le puso Plinia y a él le puso Elio que significa “Sol”. Su padre le escribió una carta que no leyó hasta que tuvo 14 años y decía “el día que yo te hice te puse de nombre Sol para que iluminaras con tu propio resplandor”

Su pasión siempre fue la moda, en una entrevista llego a decir que su relación con la moda era como un matrimonio feliz, se había casado con la moda y se entendían a la perfección, aunque reconoce que no sabe coser ni un botón, él es diseñador.

Con 17 años se fue a Madrid aunque no empezó a trabajar en moda hasta 1956 abriendo su propio taller cuatro años más tarde.

Desfiló por primera vez en la Pasarela Cibeles en 1994 y sus colecciones salían en revistas como Vogue, llegó a combinar en una misma pasarela moda femenina y masculina, combinando a su vez la Alta Costura con el prèt á porter y su nombre se hizo conocido internacionalmente, actrices como Ava Gadner o Cyd Charise llevaron algunas de sus prendas, las más grandes celebridades de la alta sociedad como la Duquesa de Alba, durante 12 años fue el encargado de las prendas que la Reina Sofia llevaba en sus visitas oficiales así como la Reina de Bulgaria le encargó el diseño de su vestido de novia, la elegancia de sus prendas fue el motivo de tan selecta clientela, aunque decía que no tenía clientas, sino amigas.

Ha llegado a diseñar los uniformes de las azafatas de Iberia, por lo que le concedieron el premio al mejor uniforme del mundo, o los uniformes de las azafatas del Mundial de Fútbol de 1982 entre otros.

En su trayectoria profesional ha llegado a acumular muchísimos premios como el premio nacional Cristóbal Balenciaga, el Campioni de Italia que recibió junto a Courreges y Pierre Cardin, Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes o el Premio Nacional de Diseño de Moda entre otros muchos aunque los que más ilusión le hicieron son el premio Cadillac que fue el primero que le dieron o el Isabella d”Este que es un premio que se concede cada seis años a ingenieros, arquitectos,.. y es el único diseñador que lo tiene.

Su compromiso con la moda española era muy grande, Balenciaga o Elizabeth Arden quisieron llevárselo a París y Nueva York pero lo rechazó porque siempre quiso ser profeta en su tierra, en 1998 crea junto a Angel Schleseer, Antonio Pernas, Devota&Lomba, Jesús del Pozo y Roberto Verino la Asociación de Creadores de Moda de España para que el gremio de la moda permaneciera unido.

Tras setenta años fuera de Córdoba regresó para incorporarse al Centro de Innovación y Tecnología del Textil de Andalucía (CITTA), como titular de la Cátedra que lleva su nombre, el reencuentro con su ciudad natal le despertó un gran interés por la historia de los Omeyas, y esa convivencia entre culturas, desde 2012 siempre que salía a saludar tras sus desfiles lo hacía luciendo una kipá, era un pequeño homenaje a sus raíces, porque aunque no era judío, decía que intuía que sus antepasados pudieron serlo.

Este pionero de la moda cordobés ha fallecido a los 89 años de edad en su casa de Madrid pero el legado que nos ha dejado es enorme y algunas de sus obras pueden verse en el Museo del Traje de Madrid, siempre se sintió muy orgulloso de sus raíces y aunque murió con las botas puestas, dedicado en cuerpo y alma a la que fue su devoción, siempre llevó a Córdoba en el corazón.

Buen viaje Elio.

[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar