Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

Blog cultural Artencórdoba

Su verdadero nombre es Luis Prieto Romana, pero la mayoría de la gente lo conocía como Luis Navas. Nació en 1928, en el barrio del Alcázar Viejo, también conocido como el barrio de San Basilio. Allí es donde se encuentra la estatua que el Ayuntamiento de Córdoba le dedicó. Tuvo una vida muy activa y relacionada con los acontecimientos que tenían lugar en su ciudad. Era muy asiduo a las fiestas que todas las peñas organizaban ya que en muchas de ellas participa junto con el grupo “Los de Sierra Morena”. Se ganó una reputación con sus recitales de poesía y por haber acompañado a estrellas de la talla de Marifé de Triana, Lola Flores y Antonio Molina.

449px-Navas_I

Fue una figura de vital importancia en la llamada “Operación Ladrillo” llevada a cabo en el año 1964. Esta tenía como objetivo la recaudación de fondos mediante la organización de verbenas y festivales. Los fondos se destinarían a la construcción de una guardería en el barrio del Naranjo. Toda la operación fue dirigida por Agustín Molina Ruiz, el conocido como “Padre Ladrillo”. Solía formar dúo con el popular Pepe Conde. Obtuvo mucha fama su actuación en Málaga dentro de la celebración “I día de Córdoba en Málaga”. Esta fiesta fue organizada por La Casa de Córdoba en Málaga, el 1 de agosto de 1965. La Federación de Peñas Cordobesas jugó también un papel importante en la organización de este evento y Luis siempre estuvo dispuesto a colaborar con ella.

A lo largo de su vida recibió varios homenajes todos ellos por su gran participación en asilos, hospitales, residencias y actos benéficos con el principal objetivo de ayudar y llevar alegría a los que más lo necesitaban. Falleció en 2002 y sus restos mortales descansan en el cementerio de San Rafael. De las diversas entrevistas que realizó con algunos medios de comunicación destaca una que llevó a cabo en 1979 para el Diario Córdoba, en la que dedica unas palabras a su relación con la Federación de Peñas:

“Para mi todas las peñas son estupendas, pero me une amistad con la “Peña Cultural Flamenca”, “El rincón del Cante” y “Rincón Flamenco”, amén de aquellas primeras que recorrí hace tiempo como “Peña Los Romeros de la Paz”, “Peña Los 14 Pollitos”, “Peña Los Minguitos”, “Peña Los Compadres” y un largo etc…”

En otras entrevistas que dio más adelante así es como hablaría de Córdoba, su ciudad, en primavera:

“Córdoba es encantadora siempre, pero en la primavera, para todos los sitios que miras no vas nada más que esas rosas tan bonitas e incomparables como son nuestras mujeres guapas; gente gentil y atenta, porque los cordobeses somos así y como dice el poeta y es verdad: -“En Córdoba emborracha hasta el agua”. Córdoba no se puede comparar con ninguna ciudad”.

La escultura fue realizada por Antonio Luis Navarro Jurado e inaugurada en el año 2006. El artista cursó sus estudios en Córdoba y en Sevilla especializándose primeramente en escultura en madera, para luego profundizar esos estudios durante su estancia en Sevilla. Tras realizar varios trabajos, fue requerido por el Ayuntamiento de Córdoba para llevar a cabo la talla que nos ocupa hoy. Fue algo muy importante en su carrera ya que era su primer encargo público. El artista realizó un breve comentario de la escultura en el Diario Córdoba, donde dijo que era algo muy importante para él debido a la ubicación tan transitada de la escultura, por el personaje representado, tan querido en la ciudad y por haber puesto la escultura al nivel de la calle, es decir, sin peana, para así acercarla más a la gente.

Otros artículos de la serie de “Esculturas de las plazas de Córdoba”:

[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar