Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

Blog cultural Artencórdoba

352px-guerrita_vEn nuestra entrada de hoy nos ocuparemos de otro ilustre cordobés que decora un par de pequeños rincones de la ciudad. Se trata de Rafael Guerra Bejarano, más conocido como “Guerrita”. Este fue de los cinco toreros más famosos nacidos en la ciudad de Córdoba y que posee el titulo honorifico de “Califa del toreo”. Nació en Córdoba el 6 de marzo de 1862 en el conocido por aquel momento como el barrio del matadero viejo, también conocido como barrio de la Merced. Este barrio había sido la parte de la ciudad que había visto nacer a casi todos los toreros de aquel momento.

rafael_guerra_guerrita

Busto dedicado al torero en el coso de los califas

Sus comienzos serán en la clandestinidad con las reses que se llevaban al matadero. Empezó su carrera de manera oficial en 1877 como banderillero. Mató su primer novillo el 18 de octubre de 1878 en la plaza de Andújar (Jaén). El 26 de junio de 1879 es presentado en una corrida de toros en Madrid usando el apodo de “Llaverito”. A partir de aquel momento se dedicará en exclusiva a cosechar triunfos como el de septiembre de 1880 en la ciudad que lo vio nacer. En esa corrida, a petición del público, se le cedió el último toro.

Su fama llego hasta tal punto, que su presencia como banderillero le era exigida por empresarios de todo el país a “El gallo”, la persona que dirigía la cuadrilla en la que él trabajaba. A lo largo de su carrera formo parte de diferentes cuadrillas. En 1885 ingreso en la del famoso torero, también cordobés, “Lagartijo”. A partir de aquel momento se convirtió en el aprendiz y protector de este y su maestro le va a ceder toros con cierta frecuencia. Tras dos años de intensivo aprendizaje, “Guerrita” tomará la alternativa en la plaza de las Ventas (Madrid) de la mano de “Lagartijo”. La fecha fue 29 de septiembre de 1887.

En la temporada que siguió a este evento, participó en 75 corridas de toros, llegando a convertirse en uno de los ídolos del momento. Los 12 años que siguieron a esta temporada fue el torero más valorado, compartiendo esta posición con “Lagartijo” y con “Frascuelo”, los otros ídolos del momento. El 12 de mayo de 1890, “Frascuelo” se despide de los ruedos con una corrida y “Guerrita” se ofrece a ser el banderillero de esta. Esto fue tomado por los fans de “Lagartijo” como un intento de congraciarse con los seguidores de “Frascuelo”, los cuales se iban a quedar huérfanos después de su marcha, y a partir de entonces su fama empezó a desaparecer.

clubguerrita003

Cordobeses disfrutando del “Club Guerrita”

Todas sus acciones eran criticadas, aunque es cierto que con su gran destreza en el ruedo consiguió contrarrestar hasta cierto punto las protestas constantes. Su última faena tendría lugar el 15 de octubre de 1899 en la plaza de toros de Zaragoza. A partir de aquel momento se dedicó en exclusiva a su familia y a sus negocios, centralizados principalmente en el “Club Guerrita”. Este club social, ubicado en la calle Gondomar, se hizo muy popular en la Córdoba. Pero no fueron sus habilidades como torero lo único que lo hicieron famoso.

250px-tumba_de_guerrita

La tumba del torero en el Cementerio de Nuestra Señora de la Salud

Su personalidad peculiar era harto conocida además de las frases que más de uno hemos pronunciado alguna vez y que ya forman parte del acervo cordobés. Algunas de las más famosas son “Ca uno es ca uno” o “Hay gente pa to”. Fallecerá en Córdoba el 21 de febrero de 1941. Sus restos mortales descansan en el Cementerio de Nuestra Señora de la Salud. La ciudad de Córdoba le rinde homenaje y le recuerda con un relieve ubicado en la avenida de Molinos alta y otro en la plaza de toros de la ciudad junto con los otros califas del toreo cordobés.

[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar