Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

“El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras”

neronsenecaEn nuestro recorrido por la ciudad, hoy nos detenemos en esta escultura que en la actualidad tiene su ubicación en los Llanos del Pretorio, aunque no siempre haya estado allí. Esta nos servirá para hablar un poco sobre la vida de otro ilustre cordobés que aparece en ella, Lucio Anneo Séneca. El está junto a Nerón, con un pergamino desenrollado mientras lleva a cabo su labor, ser tutor del emperador, aunque Nerón, con el gesto de su cara, parece querer dar a entender al espectador que no es precisamente esto lo que más le apetece ahora.

La que tenemos en Córdoba es una copia de la original, la cual fue hecha en escayola300px-Estatua_de_Nerón_y_Seneca por el artista Eduardo Barrón González en el año 1904 para la Exposición Nacional de Escultura y a día de hoy se encuentra en el Museo del Prado. Esta copia fue financiada mitad por el ayuntamiento y mitad por la entidad Cajasur. Fue inaugurada en la localización actual en el año 2007. A día de hoy, se está barajando la posibilidad de que retorne a su anterior ubicación, el interior del ayuntamiento, donde su belleza adquiriría más valor que en el espacio abierto donde está ahora, que lo que consigue es empequeñecerla hasta casi desaparecer de la vista.

200px-SenecaSéneca marchará a Roma a una edad muy temprana. Allí recibirá formación en gramática y retórica, aunque finalmente se centró más en la filosofía, campo en el que adquiriría su posterior fama. A lo largo de su vida desempeñó cargos en la administración del Imperio Romano. Su relación con los emperadores contemporáneos a su tiempo fue tormentosa. Calígula lo envió al destierro acusado de adulterio, pero hay quien sugiere que la razón oculta de este destierro fuera el ansia de Calígula de que la fama que Séneca ya había adquirido no le hiciera sombra.

Séneca volverá a Roma en el año 49 y en el 51 se convertirá en el tutor de Nerón. Los ocho años siguientes, Séneca gobernará con Burrus como ministros y consejeros políticos del emperador. El Imperio conocerá una época de estabilidad. Este tiempo conocerá su fin cuando Nerón se deje influenciar por otros consejeros que alimentarán su lado más oscuro. Con la muerte de Burrus, la situación de Séneca dentro de la corte imperial se verá claramente debilitada. Decidirá abandonarla y donar toda su fortuna al emperador, quien aceptara.

250px-SenecaELWIAl final de su vida, Séneca es acusado de intentar usurpar el trono por lo que Nerón, le condena al suicidio, aunque otros expertos opinan que se suicidó para evitar la terrible y dolorosa muerte que Nerón hubiera querido darle. Séneca cuenta en Córdoba con otra escultura que le honra. Esta está al lado de la puerta de Almodóvar, fue realizada por Amadeo Ruiz Olmos en los años 60 del pasado siglo XX.

[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar