Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

«El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras»

Hoy día 1 de febrero vuelvo a ponerme al frente de esta sección en la que trato de descubrir toda la historia que encierra la ciudad de Córdoba y de recordarnos la gran cantidad de personajes tan importantes que han pasado por aquí y la cantidad de eventos de gran calado que han tenido lugar en esta capital de provincia.

Julio Anguita junto con Rosa Aguilar, otra alcaldesa emblemática de Córdoba

Empiezo el año 2020 subsanando un error que me parece imperdonable. Hasta el día de hoy no le había dedicado ninguna entrada a uno de los grandes políticos, hay quien diría también sabios, que ha tenido el placer de disfrutar esta ciudad. Y digo disfrutar y no ver nacer porque Don Julio Anguita González, por más que nos gustaría, no es oriundo de Córdoba.

El señor Anguita nació en Fuengirola, en la provincia de Málaga, el 21 de noviembre de 1941. Cuando contaba con cinco años de vida, se traslado a la ciudad de Córdoba para quedarse de manera definitiva. Aunque su padre era militar él, cuando alcanzo la edad, decidió estudiar primeramente Magisterio y con posterioridad Historia. Estos estudios los cursó en la Universidad de Barcelona. Ejerce durante quince años la profesión de maestro por los pueblos de la provincia de Córdoba y en la capital.

Con treinta y dos años, en 1973, ingresa en el entonces clandestino Partido Comunista de España. Desde aquel momento comenzó a ascender en el partido. Cuatro años después, en 1977 forma parte de la candidatura al Congreso de los Diputados del Partido Comunista por Córdoba.

En las primeras elecciones municipales de la democracia, celebradas en 1979, el encabezó la lista del Partido Comunista de Andalucía a la alcaldía de Córdoba. Esta fue la lista más votada, convirtiéndole en el primer alcalde de Córdoba tras la muerte de Franco y el final de la dictadura. Como no obtuvo mayoría absoluta decidió formar gobierno con PSOE, UCD y PSA para poder gobernar.

Como curiosidad decir que fue el primer alcalde comunista de una capital de provincia. Cuando llegó al poder se encontró con una ciudad en una situación difícil. Los primeros meses de su gobierno estuvieron llenos de problemas. El foco más importante de problemas era la necesidad de intervenciones urbanas especialmente alrededor de la zona ferroviaria de la ciudad, especialmente deprimida.

En 1999 junto con el entonces presidente José María Aznar

Desde muy temprano empezaron a tensarse las relaciones con los partidos con los que había hecho alianza para poder gobernar. En el caso del PSOE, esa tensión se produjo por el coste de la adquisición de la empresa AUCORSA y la compra de toda una flota de nuevos autobuses para la misma. También hubo tensiones con el PSOE y la UCD porque el alcalde quería crear una cadena de radio local de carácter público, la gestión de la empresa municipal de aguas o la revisión del PGOU.

La ruptura definitiva con el PSOE se produce con el caso Provienco. En él, Julio Anguita se vio implicado porque el ayuntamiento compró un inmueble sin el conocimiento de la corporación municipal. La ruptura con UCD se produciría cuando Julio Anguita intentó que el antiguo convento de Santa Clara fuera cedido a un colectivo musulmán con el consiguiente enfrentamiento también con el Obispo de Córdoba. Al final, esa cesión no llegó a llevarse a cabo.

En 1983 vuelven a celebrarse elecciones y vuelve a ser elegido como alcalde, esta vez por mayoría absoluta. Este triunfo hace que comience a llamársele “el califa rojo”. Esta vez, al no necesitar alianzas como en la legislatura anterior, formaría unión con Herminio Trigo, de su propio partido. El logro más importante conseguido durante esta primera legislatura fue conseguir que la Mezquita-Catedral de Córdoba fuera declara Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1984 por la Unesco.

Pero todo periodo tiene sus sombras también. En este caso hablamos de la construcción de la nueva estación de ferrocarriles en Córdoba. La construcción se paralizó durante una década y muchos acusan a Julio Anguita de entorpecer el proyecto porque pretendía que los terrenos de la antigua estación pasaran a propiedad municipal y que fuera el estado en exclusiva quien financiara las obras de la nueva estación. Este planteamiento se encontró con la oposición férrea de RENFE y el Ministerio de Fomento.

Otro conflicto durante su tiempo como alcalde fue en el año 1985. En ese año le envió una carta al entonces presidente del gobierno, Felipe González, en contra de lo que este había planteado. Felipe González sugería que impulsar la construcción rebajaría las altas cifras de paro de aquel entonces algo con lo que Anguita estaba totalmente en contra. En esta misiva defendía la autonomía municipal además de pedir que se respetara la Ley del Suelo para tener un modelo urbanístico sostenible. También, Julio Anguita procedió a congelar las licencias de obras y el PGOU, idea que encontró opositores hasta en sus propias filas.

Julio Anguita en una imagen de 2014

Tal día como hoy, pero del año 1986 presentaba su dimisión como alcalde de Córdoba para ser candidato de Izquierda Unida a la presidencia de la Junta de Andalucía, no obteniendo los datos deseados. Dos años después fue elegido secretario general del Partido Comunista de España y en 1989 se puso al frente de Izquierda Unida obteniendo un escaño en el Congreso de los Diputados por Madrid. Con él a la cabeza, Izquierda Unida obtuvo los mejores resultados electorales de su historia.

A finales de 1999 cedió su puesto como cabeza de lista de Izquierda Unida a la presidencia del Gobierno a Francisco Frutos. En un primer momento alegó razones de salud, pero otras fuentes afirman que estaba descontento con la línea política del partido. Ese mismo año fue sustituido del cargo de coordinador general de Izquierda Unida por Gaspar Llamazares.

Cerrado el capítulo de su vida política, regresó a la enseñanza, impartiendo Ciencias Sociales, Geografía e Historia en el I.E.S. Blas Infante de Córdoba. Sigue siendo un político que despierta admiración y rechazo a partes iguales, pero nadie puede negar que supuso un antes y un después en la política de esta ciudad.

Julio Anguita muere el 16 de mayo de 2020, Descanse en Paz…

[magicactionbox id=»11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar