Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

Blog cultural Artencórdoba

Esquela de su fallecimiento

En nuestra entrada de hoy nos dedicaremos a hablar de uno de esos personajes que, aunque no haya nacido en nuestra bella ciudad, se merece unas líneas. Se trata ni más ni menos que de Don Teodomiro Ramírez de Arellano y Gutiérrez de Salamanca. Nació en Cádiz un diez de noviembre del año 1828. Su labor se centralizó en el periodismo, la dramaturgia y la ensayística. No fue hijo único. Gozaba de la compañía de su hermano, Don Carlos Ramírez de Arellano y de su otro hermano, Don Feliciano Ramírez de Arellano, Marques de la Fuensanta del Valle.

Llega a la ciudad de Córdoba cuando tenía cinco años de edad. En Córdoba será donde empezará sus estudios de magisterio, los cuales finalizará en Madrid. Cuando vuelve a Córdoba, funda el periódico “La Crónica”. También fue colaborador del periódico liberal “La Provincia”. Además, pasara a formar parte de la administración, ingresando en ella como oficial del Gobierno Civil. Desempeñaría este puesto tanto en Córdoba como en Sevilla.

Una de las fechas más importantes de su biografía sería el ocho de marzo de mil ochocientos sesenta. Ese será el día en el que ingrese en la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba. En el año mil ochocientos ochenta y tres ingresará también en la Real Academia de Historia. Cuando en mil novecientos cuatro fallece Francisco de Borja Pavón, director de la Real Academia, Don Teodomiro será quien se encargue de sustituirle en semejante labor. En ese tiempo, será también nombrado Cronista Oficial de Córdoba. Además, obtendrá el cargo de vicepresidente de la Comisión Provincial de Monumentos.

Portada de su obra mas conocida

Su fallecimiento se producirá el dieciocho de mayo de mil novecientos nueve, a las nueve de la mañana, en Córdoba, a la edad de ochenta años y tras una larga enfermedad. Dejaba viuda y dos hijos: Don Rafael Ramírez de Arellano y Doña Teodomira Ramírez de Arellano. Sus restos mortales se encuentran sepultados en el Cementerio de San Rafael.

En lo que se refiere a su producción literaria, cabe destacar su trabajo en el teatro y sus publicaciones. En el teatro escribirá: El árbol de la esperanza, fechada en mil ochocientos cincuenta y seis; La cartera; La luz de la razón; Locura de amor; Todos hermanos, perteneciente al género de la zarzuela; El corregidor de Toledo, realizada en colaboración con Manuel Fernández Ruano y los hermanos Bañuelos escrita junto con Antonio Alcalde Valladares. Respecto a sus publicaciones hay que nombrar: Historia de la Industria Cordobesa; el famoso Paseos por Córdoba, escrito en mil ochocientos setenta y tres; Romances histórico tradicionales de Córdoba y crónica del tercer centenario de la muerte del gran artista Pablo de Céspedes.
[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar