Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

«El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras»

La antigua estación en la década de los 70

Mis líneas de hoy van dedicadas a otro de los grandes edificios de Córdoba y quizás a una parte de su historia que debe ser recordada o contada para aquellos que no la conozcan. Se trata de la antigua estación de ferrocarriles de la ciudad, también conocida como la Estación Central de Córdoba. Esta se encuentra en lo que a día de hoy es la Avenida de América, pero que en el momento de la construcción del edificio recibía el nombre de Ronda de la Estación. El año de su construcción fue el de 1859. Su función consistió en recibir el primer tren de pruebas que venía desde Sevilla y a partir de aquel momento se convirtió en la estación principal de la ciudad y la provincia. Y lo fue durante ciento treinta y cinco años hasta la inauguración de la actual estación de Córdoba en el año 1994.

El citado tren que venía desde Sevilla, formaba parte de una estructura mucho mayor. Dicha obra estaba dividida en dos tramos; el que unía Sevilla con Córdoba y el que unía Córdoba con Andújar. Las obras en Sevilla darán comienzo en abril de 1854. Como ya hemos citado antes, el primer tren que unirá Sevilla y Córdoba no hará su primer viaje oficial hasta 1859. Aquí también paraban los trenes de la Compañía de Ferrocarriles del Centro-Norte que venían de Madrid. Unos años después, Córdoba será conectada mediante ferrocarril a Málaga, aunque lo cierto es que la línea terminaba en la estación de Cercadilla, que era propiedad de otra compañía. Conforme avanzaron los años se construyó un enlace entre la estación de Cercadilla y la estación central. A la línea ya abierta entre Córdoba y Sevilla se unió en 1865 una línea que conectaba con Alcázar de San Juan. Al finalizar la guerra civil, el edificio paso a ser propiedad de la RENFE, la cual se hizo cargo de todas las redes ferroviarias del país. Es partir de ese momento cuando pasa a llamarse “Estación Central” ya que centraliza todos los servicios, aunque RENFE mantendrá la estación de Cercadilla para otros usos como la línea Córdoba – Almorchón.

Vista exterior de la estación en la década de los 60

Dado que la estación se encontraba fuera de los muros, se decide ampliar las calles cercanas y convertirlos en accesos apropiados al edificio. Estas serían lo que son a día de hoy el Paseo de la Victoria, la avenida del Gran Capitán o Ronda de los Tejares. Al principio la estación impulsó el desarrollo económico de la zona con creación de empresas y factorías, pero con el paso del tiempo se demostró que la localización elegida no había sido la más idónea y se inicia un debate sobre el tema. Este continuará hasta los 90 del siglo XX cuando se construye la nueva estación.Por el camino, en 1951, el alcalde Antonio Cruz Conde intentó impulsar un proyecto que no acabó viendo la luz. En la década de los 70 es cuando se firma el acuerdo entre el ayuntamiento y la RENFE para el soterramiento de las vías y la ubicación de una estación de mercancías en “El Higuerón”. Además, se decide construir el edificio en el lado izquierdo del paso de las margaritas. En los ochenta, la construcción sufre un parón de la mano de Julio Anguita que rompe el acuerdo anteriormente firmado para poder recuperar algunos de los terrenos cedidos y construir un bulevar peatonal para la ciudad. Incluso se crea la Plataforma cívica pro-estación de Renfe para favorecer los acuerdos. El acuerdo definitivo se alcanzará en 1989. Este incluirá la llegada de la alta velocidad a la ciudad. Esto es posible ya que las vías se construirán con un ancho internacional como ya lo venían haciendo otros países.

Pero volviendo a lo que nos ocupa, quizás la insignia más característica de la antigua estación sea el triunfo de San Rafael que se encuentra en su glorieta de entrada. En el pasado, la figura de San Rafael se ubicaba de cara a la estación para recibir a los viajeros que nos visitaban. En 2007 y por petición vecinal, la figura del ángel custodio se gira ciento ochenta grados para que este mirando hacia los bloques de viviendas cercanos. Tenemos que remarcar que no fue creado para este edificio y que sólo lo decorará en sus últimos cuarenta años de funcionamiento. En un principio este triunfo estará junto al alcázar de los reyes cristianos y será realizado en 1743.

El aspecto del edificio en la actualidad

La antigua estación será clausurada el 7 de septiembre de 1994, día en el que parte el último tren, dirección Madrid. Mientras duraron las obras de la nueva estación el edificio permanecerá en desuso. Este será reconvertido y se le dará diferentes usos. Se ubicará en él las oficinas de Canal Sur, además de albergar la sede de la asociación de la Prensa de Córdoba y el Restaurante La Estación, ya cerrado.[magicactionbox id=»11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar