Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

«El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras»

Analizar, leer, conocer el momento de Córdoba durante el periodo Califal es descubrir uno de los periodos más brillantes de la historia. La proclamación del Califato Omeya de Córdoba por parte de Abderramán III en el año 929 convertirá a la ciudad en una de las capitales más importantes del mundo. Son muchos los textos e ilustraciones que nos hablan de las figuras de Abderramán III como califa o su hijo heredero Al – Hakén II a la hora de explicar los éxitos cosechados en sus correspondientes mandatos, haciendo de “Qurtuba” un exponente cultural, artístico y económico durante el S.X. Sin embargo, un califato no se desarrolla sin cada uno de los personajes secundarios y no por ello menos importantes que integran el engranaje político, económico o militar que lo forman. Hoy conoceremos la historia de Ya´far ibn Abd al – Rahman: El Hayib Ya´far.

Esclavo (eunuco) bajo el mandato del primer califa y posteriormente primer ministro (hayib), es un ejemplo de la forma de gobierno en la que vivió el califato, basado en la meritocracia en la que las posiciones jerarquizadas las alcanzan personas con méritos de inteligencia y esfuerzo. Sus aportaciones en el califato así como la suma de adeptos en la corte hicieron que tras su nombramiento como primer ministro controlara la administración central y todos sus visires, era el encargado de coordinar el ejército y la flota, manejaba la cancillería e inspeccionaba el sistema tributario. Sus conocimientos hicieron posible un aumento de los excedentes en agricultura así como que el califato llegase a sus máximos en recaudación de impuestos.

Casa de Ya’far

Nos encontramos ante una de las personas que mejor conocían todas las cuestiones internas del Califato. Manuel Nieto Cumplido en “La Catedral de Córdoba” (1998) indica que la primera decisión que tomó Al-Hakam II fue encargarle  desarrollar la tercera ampliación de la Mezquita Alhama. Otra de las grandes obras que se realizan durante su mandato fueron las modificaciones realizadas en la ciudad palatina de Medina Azahara, donde él, instaurara la Ceca (casa donde se fabrica y emite la moneda del califato) y donde establece su residencia privada; la conocida “Casa de Ya´far” en el actual yacimiento arqueológico.

Es tal su importancia histórica que si analizamos la lectura directa de las fuentes originales, en este caso de las inscripciones del maqsura de la Mezquita de Córdoba, en cuatro ocasiones se menciona el nombre del Hayib Ya´far: en las impostas del arco de entrada al Mihrab, en la inscripción que corona el zócalo del mismo, y en las inscripciones del arco de la puerta del Sabat. No solo en los escritos de la mezquita de Córdoba podemos observar su relevancia, si estudiamos la moneda oficial del califato (dírham), apreciamos su nombre inscrito en  ellas durante los años en los que se coincide con su mandato como hayib. En definitiva, Ya` Far es uno de los personajes más interesantes para entender la rica historia Cordoba en los momentos de mayor esplendor para  la ciudad. Quién se lo diría a él: Un esclavo, convertido en uno de las personas más importantes e influyentes del Califato de Córdoba.

[magicactionbox id=»11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar