Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

Blog cultural Artencórdoba

Seguramente conoces la historia de las Nuevas Poblaciones de Andalucía y Sierra Morena creadas por el rey Carlos III en el siglo XVIII. Pero, ¿sabes que en el siglo XX ocurrió algo parecido en todo el País y afectó a Córdoba? Superada la Guerra Civil Española, el 18 de octubre de 1939 nació el Instituto Nacional de Colonización (INC), un instrumento de la nueva política, dependiente del Ministerio de Agricultura. Su objetivo primordial fue la redistribución de la tierra, su aumento de productividad y la introducción del regadío en zonas poco provechosas. Los encargados de trabajar esas tierras fueron aquellos mismos que las poblaron; campesinos “autosuficientes”, los colonos.

Estas políticas se desarrollaron por todo el territorio nacional, creándose más de 300 pueblos en toda España. Estos pueblos se asentaron en las cercanías de ríos como el Guadalquivir, el Guadiana, El Tajo el Duero y el Ebro. A ellos llegaron 55000 personas, aproximadamente. En la provincia de Córdoba, son pueblos de colonización Encinarejo, Algallarín, Santa Cruz, Cordobilla, La Montiela, etc. Os contamos en concreto la historia de uno de ellos: La Montiela.

El plan de ejecución de La Montiela fue ordenado en los últimos años de la década de los cincuenta, cuando notificaron al Ayuntamiento de Santaella y a la Cámara Agraria Local la decisión de construir un pueblo de colonización en este término municipal. El proyecto fue realizado por el arquitecto Salvador Álvarez Pardo y se firmó en Madrid el 15 de febrero de 1964. Pocos meses después, comenzaron las obras. Previamente, expropiaron un total de once fincas: Las Mesas, El Viento, Salmerón, Las Yegüerizas, El Tabarro, La Prensa, etc.  

Los primeros 82 colonos llegaron con sus familias en el año 1969, la mayoría procedentes del núcleo de Santaella, El Fontanar, Bocas del Salado, La Guijarrosa, etc. Todas estas familias tenían un origen humilde, donde la media de edad rondaba los 47 años, con una media también de 4 o 5 hijos por matrimonio. En lo que se refiere al urbanismo, La Montiela cuenta con una calle central de mayor anchura que el resto, que ordena el pueblo y nos lleva directamente hasta su Iglesia. El resto del pueblo es una sucesión de calles que se cortan de forma ortogonal y que conforman una serie de manzanas de tamaño desigual.

Se construyó en dos fases. Por un lado, realizaron 102 viviendas para colonos y obreros que contaron con dependencias agrícolas: granero, cuadra, establo, porche y cobertizo. También se hizo una Iglesia, con sacristía, almacén de efectos religiosos, despacho parroquial, archivo, dependencias de acción católica, dormitorio y aseo para el sacerdote. Otra infraestructura fue el centro cívico con dependencias para la administración, viviendas para los funcionarios, panadería, comisaría, dos locales para negocios y una escuela. En una segunda fase, se construyó un edificio social compuesto por una sala de actos, una cine, un bar, hogares rurales, etc.

Así, proyectos como este estuvieron ligados al nuevo desarrollismo económico, con el fin de llevar a cabo una revitalización en un país totalmente devastado. Ahora bien, la política de colonización tuvo luces y sombras, pues se intentaba hacer un lavado de imagen del País. Hoy, La Montiela cuenta con casi 1000 habitantes que afirman que les gusta su pueblo, conocen su historia y, sin duda, recomendarían vivir en él. En definitiva, estos pueblos muestran un tipo de arquitectura concreta y son guardianes de la vida que ellos se desarrollaron, así como del esfuerzo de muchísimos colonos que consiguieron sacarlos adelante.

[magicactionbox id=”11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar