Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

«El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras»

Recinto principal del Castillo de los Sotomayor en Belalcázar (Fuente de foto: www.flickr.com)

Comenzamos ahora desde estas líneas un recorrido por las fortalezas medievales más destacadas de la Provincia de Córdoba, una de las más fértiles en cuanto a cantidad y calidad en este tipo de construcciones defensivas de todo el país. La extensa colección de ejemplos cordobeses viene a conformar un conjunto patrimonial de inestimable valor histórico y artístico, expresión clara de los entresijos políticos y la coyuntura social de sus distintos momentos de origen: desde los conflictos fronterizos entre musulmanes y cristianos a la conformación de los señoríos de carácter feudal. Muy variado es también el estado de conservación de nuestros castillos, a menudo víctimas desoladas del olvido y el expolio a lo largo de los siglos de los que fueron testigos pero imponentes aún, transformando y enriqueciendo el paisaje que dominan.

Hemos seleccionado para empezar uno de los más bellos ejemplos de toda la península, estampa inconfundible del norte de nuestra provincia. Se trata del Castillo de Belalcázar, plaza fuerte del Señorío de los Sotomayor y Zúñiga extremeños situada a las afueras de la localidad a la que da nombre -derivado de Bello Alcázar-, aunque fuera conocida antiguamente como Gaete, Gahete o Gafet. Sobre un cerro rodeado por un arroyo que le sirve de foso y abastecimiento de agua se alza una fortaleza defendida ya por un recinto amurallado exterior, muy deteriorado, que cuenta con torre albarrana adelantada y aljibe en su base. Es en la cota más alta donde se construye el recinto principal, de planta con tendencia rectangular, torres macizas en las esquinas y huecas en la mitad de cada flanco. De entre éstas destaca la colosal Torre del Homenaje, la más alta de todas las peninsulares con sus cuarenta y siete metros de altura. Sobre un primer cuerpo cuadrado se monta un segundo de esquinas en chaflán y enriquecido con escaraguaitas en las esquinas y en los centros de cada lado. Un conjunto realizado con buena cantería de sillares graníticos procedentes del entorno y que alberga además un magnífico palacio renacentista en la esquina sureste del recinto, desgraciadamente muy deteriorado.

5342070957_e385491e65_z

Estructuras pertenecientes a la residencia palaciega de los Sotomayor (Fuente de foto: www.flickr.com)

Frente a la creencia generalizada de un origen romano, tal vez generada por el reaprovechamiento puntual de materiales más antiguos, debe su construcción a dos momentos diferentes y ligados a acontecimientos que afectaron al linaje y patrimonio de los Sotomayor. La donación del distrito jurisdiccional de Gaete a manos del Maestre de la Orden de Alcántara don Gutierre de Sotomayor en 1444 origina un conflicto militar entre esta familia y la nobleza dominante en el Concejo de la ciudad de Córdoba, que había poseído esas tierras desde la conquista cristiana y que manda varias partidas armadas a la zona para tratar de recuperarla. Para la consolidación y defensa de sus posesiones los Sotomayor acometerán la construcción de la fortaleza de estilo gótico, de eminente carácter defensivo, hacia el tercer cuarto del S.XV. Será una intensa reforma posterior la que dote al conjunto de su aspecto y función palaciega, realizada tras el reconocimiento del señorío de los Sotomayor por parte de los Reyes Católicos que acaba con el conflicto.

Paco Barranco

Detalle del segundo cuerpo de la Torre del Homenaje (Fuente de foto: www.flickr.com)

El castillo, declarado Bien de Interés Cultural, fue adquirido hace unos años por la Junta de Andalucía con la intención de llevar a cabo su necesaria restauración y puesta en valor. Parece ser que la falta de recursos detiene de nuevo el proyecto de recuperación y musealización tan necesarios para un monumento que debería ser centro de interés y referencia turística generadora de riqueza para el norte de la provincia.

Otros artículos sobre los Castillos cordobeses:

[magicactionbox id=»11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar