Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

«El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras»

El Castillo de Luque se levanta sobre un destacado espolón rocoso (Fuente de foto: www.redturismo.com)

Continuamos nuestro recorrido por las principales fortalezas medievales de nuestra provincia visitando un claro ejemplo de castillo roquero dominador de una amplia zona de las Sierras Subbéticas por las que transita aun hoy en día una de las principales vías de comunicación de Andalucía. Testigo y protagonista de continuas disputas bélicas, dado su marcado carácter fronterizo a través de la Historia, el Castillo de Luque ha sido objeto de recientes actuaciones de investigación y conservación junto a otras fortalezas vecinas -casos de Carcabuey, Zuheros y Doña Mencía- por parte de instutuciones locales, circunstancia de la que todos nos alegramos.

Con su figura recortada e imponente sobre el Tajo del Algarrobo, la fortaleza señorea en todo su paisaje al menos desde momentos finales del Emirato de Córdoba pues su estructura originaria ya estaba construida en 909, cuando el cronista árabe Ibn Hayyan cita Hisn Lukk o Castillo de Luque relatando su ocupación por el rebelde Ben Mastana en alianza con la importante sublevación dirigida por Omar ben Hafsun, quien hace del lugar uno de sus principales centros operativos junto a Bobastro. Tras un asedio de dos meses, las tropas del emir Abd Allah -abuelo del primer califa cordobés- la tomaron al asalto, poniendo punto y seguido a una rebelión que ya mantenía en jaque al Emirato desde hacía varias décadas y que no será definitivamente extinguida hasta 928 por la dura mano de Abderramán III.

Detalle de la Torre Sureste, asomada al Tajo del Algarrobo (Fuente de foto: www.andalucia.org)

El también llamado Castillo de Venceaire, deformación de su nombre original Albenzaide o Benzaide, será además testigo de épicas gestas como la larga y arriesgada incursión realizada por el rey Alfonso I de Aragón «el Batallador» y sus huestes por Al-Ándalus, que se presentan aquí en 1126, o como una de las plazas fuertes de la rebelión del muladí Ibn Mardanis, «el Rey Lobo», frente al poder incipiente de los almohades quienes arrasarán primero y recontruirán el castillo un siglo después. Conquistado por Fernando III en 1241, continuó siendo un estratégico baluarte de frontera hasta fines del siglo XV llegando incluso a ser tomado por el Reino Nazarí antes de su definitiva derrota. Será parte del Señorío de los Venegas, convertido en Condado el año 1624, cuando el rey Felipe III le concede el nuevo título a Edgar Salvador Venegas, residiendo aquí su familia hasta principios del siglo XVIII. En la actualidad está declarado como Bien de Interés Cultural y es de titularidad municipal.

La fortaleza se construye a base de sillarejo y mampuesto. Presenta una planta irregular adaptada a la complicada orografía de la cumbre, constituyendo su estructura principal con dos torres que se unen por diversos lienzos de muralla, una al norte que es la del Homenaje y otra al sureste que se asoma al precipicio. La obra almohade reedificó las murallas y las dotó de un nuevo almenado, reformando el aljibe de la cara norte. Una rampa en doble recodo sirve de acceso al Patio de Armas del núcleo principal desde una explanada fortificada. La Torre del Homenaje consta al interior de dos plantas, cada una compartimentada en dos cámaras. La antigua villa de Lukk se rodea por otra cerca constituida por una línea de murallas flanqueadas a intervalos regulares por torres cuadrangulares macizas. Desde su cima, la romántica silueta del castillo sigue coronando un paisaje que nos sugiere aun el recuerdo de innumerables epopeyas medievales.

Panorámica del castillo coronando la población de Luque (Fuente de foto: http://entre52.blogspot.com.es)

Más información sobre los Castillos cordobeses:

[magicactionbox id=»11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar