Arte en Córdoba

Guías expertos e historiadores

Entrada al recinto incluida en el precio

Mejor valorado en guías

«El patrimonio es el legado que recibimos del pasado, aquello que vivimos en el presente y lo que transmitimos a generaciones futuras»

Con este artículo comenzamos una serie dedicada a la industria del membrillo en Puente Genil que tendrá varias entregas.

Puente Genil fue apodado a principios del siglo XX como la Cataluña del Sur por el carácter emprendedor de sus habitantes, el establecimiento del ferrocarril en 1865 y la electricidad, que hicieron que este municipio cordobés tuviera un importante despegue económico en la primera revolución industrial, lo que hace que no exista una ciudad con un pasado industrial tan esplendoroso como Puente Genil.

Existe un gran número de edificios de carácter industrial que se encuentran repartidos por todo el casco antiguo. En el siglo XVIII este municipio contaba con fábricas de jabón, de cerámica, alonas, aceñas para moler trigo, etc.

La primera fábrica de la que se tiene constancia es la de accionistas de la Casualidad en la que se elaboraban aceites de borujo, construida por Leopoldo Lemoniez Renault en 1882. Este ingeniero, de origen francés, dejó su huella en Puente Genil no solo por la construcción de esta fábrica, sino también por la construcción del puente de hierro para que el ferrocarril pasara sobre el río Genil, y el arco voladizo del puente de piedra sobre el río y que da nombre al municipio.

Puente de Hierro y Puente sobre el río Genil.

Fuentes: http://puentegenilesmiblog.blogspot.com y http://www.grupocomunica.com/historia-de-puente-genil/

 

En pleno casco antiguo y junto al río Genil se construye en 1878 la fábrica San Cristóbal. Esta fábrica de harinas fue construida por el ingeniero francés Leopoldo Lemoniez. Ésta “sirvió para generar luz eléctrica el día 11 de agosto de 1889, vísperas de la Feria Real”. Otro edificio destacable es el de la fábrica de luz llamada la Aurora, cuyo material fue traído de Berlín y posee una preciosa fachada neomudéjar coronada con la escultura que representa la Aurora. Estas dos fábricas se unieron en 1903 bajo el nombre de la Alianza.

Edificio La Aurora. Fuente: http://patinaindustrial.blogspot.com

En cuanto a las fábricas de carne de membrillo, en la década de 1920 existían alrededor de 26 fábricas que elaboraban este dulce, saliendo las primeras partidas del pueblo en 1854 y siendo el primer industrial Francisco Rivas.

Otro edificio que se encuentra en pleno casco histórico es el de la fábrica llamada la Nueva España, conocida popularmente como “el telar”, construida en 1911 y dedicada a la elaboración de tejidos y paños y en la que se emplearon generalmente mujeres especializadas de Priego de Córdoba.

Debemos destacar las doce grandes chimeneas que quedan aún en el municipio. Ochenta fueron los molinos que, a principios del siglo XX, había en Puente Genil. De estos, se conservan el molino de Antonio Aguilar y el de Zoilo Cabello. A mediados de los años cincuenta eclosionaron las Cooperativas Olivareras, sustituyendo así los antiguos molinos de sangre o vapor, que tantos premios habían conseguido en certámenes provinciales. La larga lista de premios adquiridos hizo que, en 1935, la Asociación Nacional distinguiese a Puente Genil con el lema Optimi Olei Emporium (El mejor aceite del mundo), desde entonces presente en nuestro escudo.

               

Fuentes:Chimenea http://patrimonioindustrialdelsur.blogspot.com // Escudo de Puente Genil https://www.puentegenil.es

[magicactionbox id=»11191036″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar