La Capilla de San Bartolomé se encuentra integrada en la actual Facultad de Filosofía y Letras, edificio que fuera Hospital del Cardenal Salazar

La Capilla de San Bartolomé

La Capilla de San Bartolomé es el gran desconocido de los monumentos cordobeses, a la vez que, sin duda, uno de los más atractivos y, en futuro no muyPortada que da acceso al patio de la capilla lejano, visitados de nuestra ciudad. Se encuentra integrada en la actual Facultad de Filosofía y Letras, edificio que fuera durante los siglos XVIII al XX Hospital del Cardenal Salazar, pudiéndose acceder desde su patio exterior, que da a la Calle Averroes, o desde el interior de dicha facultad.

Cuando en 1391 se determinó el repoblamiento del vecino barrio del Alcázar Viejo y el consiguiente abandono de la Judería, surgió la necesidad de crear una nueva collación, que se bautizó bajo la advocación de San Bartolomé y con ese nombre figuraba ya en 1410. Como lógica consecuencia de lo anterior, se hizo necesario contar conPortada del patio que da acceso a la capilla un nuevo edificio sagrado cuya construcción se fija entre 1399 y 1410.

Este pequeño recinto continuó ejerciendo las funciones de parroquia hasta los comienzos del siglo XVII. El conjunto, que ha sufrido varios añadidos a lo largo de su dilatada historia, constituye un viejo ejemplar de la estética gótico-mudéjar. Ocupa una superficie de proporciones casi cuadradas, dividida en dos sectores, uno que corresponde a la capilla propiamente dicha, y el otro al atrio. Está construido con sillería arenisca, dispuesta a soga y tizón.

La capilla presenta una planta rectangular, de unos 9 x 5 metros de lado. De cabecera plana, resalta el presbiterio del resto de la sala por medio de un pequeño escalón. Posee dos accesos, el primero de ellos da a un pórtico exterior que se encuentra en un patio, que a su vez da a la Calle Averroes. Por el contrario, un segundo acceso da a unaInterior de la Capilla capilla lateral, que curiosamente se cierra desde fuera, lo que ha llevado a expertos a pensar que se accediera a la capilla desde otra edificación, posiblemente una sacristía.

La portada que da acceso al patio presenta un sobrio arco apuntado sin más decoración que unas sencillas molduras. Similar esquema presenta la portada que da acceso a la capilla, también con arco apuntado, pero en este caso decorado en zigzag o dientes de sierra. Sobre ménsulas realizadas a base de roleos y hojas incisas de marcada herencia islámica, parten dos columnillas que, junto a una hilera de modillones de rollos, sostienen un sobrio y elegante tejaroz, del que podíamos destacar el modillón central, decorado con una minúscula venera. La portada se encuentra protegida porPortada de acceo a la capilla desde el interior un pórtico formado por tres grandes arcos apuntados y peraltados, apoyados sobre columnas de acarreo.

Al penetrar en la capilla nos damos cuanta que la portada luce un esquema muy distinto al interior, pues presenta un arco apuntado angrelado enmarcado por un alfiz y profusamente decorado con yeserías. Si atendemos a las cubiertas, percibiremos que el espacio se divide en dos bóvedas de crucería gótica, cuyas claves están decoradas con elementos vegetales, y unidas por espinazo gótico decorado con dientes de sierra. Los ángulos de las bóvedas se resuelven por mediación de bovedillas de crucería, solución muy utilizada en elLos ángulos se resuelven por medio de bovedillas de crucería momento, caso de la Torre de los Leones del Alcázar Cristiano.

A continuación trataremos de describir de una manera sencilla y útil el rico programa decorativo, concebido a partir de esquemas mudéjares, del interior de la capilla, en el que se aúnan diversas técnicas, como es el caso de yesería y azulejería.

Atendiendo a la solería, podríamos destacar la alternancia de solería de azulejos, olambrillas y ladrillos, y que los expertos datan de época bajomedieval, posiblemente sean originales a la realización de la capilla. El zócalo es posiblemente el área más restaurada y reestructurada, puesto que ha sido la que más ha sufrido en anteriores procesos deLa Capilla está cubierta por bóvedas de crucería con espinazo rehabilitación.

Las yeserías cubren prácticamente la totalidad de los muros de la sala, presentando decoraciones de tipo vegetal, geométrica, heráldica y epigráfica. En el caso de la decoración geométrica encontramos lacerías con fondo de ataurique, apareciendo escudos en las estrellas que forman los propios lazos. Los escudos representados en los muros corresponden a la Orden de la Banda, instituida por el monarca Alfonso IX. En cuanto a la epigrafía, encontramos dos tipos de caracteres en la capilla, cúfica y nasjí. Reproducimos una de las fajas decorativas: “La eternidad para Allah, la gloria para Allah”.

Texto: J.A.S.C.