Historia de la Iglesia Fernandina de San Lorenzo

San Lorenzo: Historia

La Iglesia de San Lorenzo fue erigida en la collación del mismo nombre, ubicada en un cruce de caminos, cuyo eje principal, antigua Vía Augusta, partía de la Puerta de Plasencia hasta la Puerta de Hierro, que se encontraba embutida en la muralla Fachada Principalque separaba los barrios de la Villa y la Ajerquía.

El templo cristiano fue construido sobre el antiguo solar de la Mezquita de al-Mugira, de la se conservan restos del primitivo alminar bajo la actual torre. Además, en el año 1884 fue hallada la lápida conmemorativa de la fundación de la mezquita: “Sólo hay poder y fuerza de Alá. La señora Mustak, madre del príncipe Almugira, ordenó hacer este alminar y la galería contigua y la obra de nueve naves de esta mezquita. Esto se terminó con ayuda de Alá bajo la dirección de Gafarben Abderramán, su oficial. En el Ramadán del año trescientos”.

Como sucediera en otros casos en la ciudad, el templo musulmán fue utilizado para el uso cristiano durante los primeros años de la Reconquista. Sin embargo, se sabe que en 1272, siendo un hecho la organización administrativa de la diócesis, la fábrica de la Iglesia de San Lorenzo recibió diez maravedíes, dinero más que suficiente para erigir el que, probablemente, sea el templo más representativo de está época en nuestra ciudad.

De todas las transformaciones que ha sufrido la Iglesia de San Lorenzo, la más interesante es la protagonizada por el arquitecto cordobés Hernán Ruiz II el JovenPortada Principal, quien erigió, en 1555, la torre-campanario que hoy día podemos apreciar. En años sucesivos, los añadidos fueron constantes en la iglesia, no obstante, las diversas restauraciones acaecidas a lo largo del siglo XX han ido encaminadas a devolverle su estado original.

El predominio de las casas bajas en el barrio hace que destaque especialmente la imagen de la iglesia, que se alza con personalidad propia sobre el blanco caserío circundante. Muy cerca, al Este de la Parroquia, se encuentra la Plaza de los Padres de Gracia, conocida popularmente como Jardín del Alpargate, que aloja al templo trinitario, de principios del siglo XVII, y recibe la misma denominación que la plaza. Tras esta iglesia, y a lo largo de la Ronda del Marrubial, podemos observar cómo el antiguo lienzo de muralla en su lado Este se extendía hacia el Norte. Recordar que la collación de San Lorenzo limitaba con la muralla que protegía la ciudad.

En las cercanías del templo se hallaba la Cruz de Roelas, lugar donde según Cabecerala tradición el Arcángel San Rafael juró ante el Padre Roelas su condición de Ángel Custodio de Córdoba. Por ese mismo motivo, en la actualidad hay una calle dedicada a este insigne sacerdote, objeto de numerosas composiciones pictóricas esparcidas por toda la ciudad.

El preponderancia del antiguo entramado urbano musulmán es palpable en la mayoría de las calles del barrio, que siguen siendo en gran parte estrechas y sinuosas, propiciando que las casas queden en parte ocultas al exterior, algo muy del gusto musulmán, más amigo de construir hacia dentro y de dejar las ostentaciones aparte.

Para terminar, resaltar que la Iglesia de San Lorenzo es el único templo que cobija tres cofradías de Semana Santa, lo cual no es sino el reflejo del profundo sentimiento religioso y cofrade que este barrio de San Lorenzo respira desde hace ya muchos años.

Texto: J.A.S.C.