La Sinagoga en Córdoba (España)

Introducción a la Sinagoga

De todos lo monumentos que se conservan en nuestra ciudad, probablemente sea la Sinagoga el que goce de menor difusión. Sin embargo, en este apartado trataremos de demostrar que se trata de un edificio de gran importancia, desde el punto de vista artístico, histórico, social, político… Se trata del único ejemplo de estas Acceso Calle Judíoscaracterísticas conservado hasta hoy en Andalucía, poseedor de inscripciones de sobresaliente calidad que lo colocan a la vanguardia de este tipo de construcciones en nuestro país.

Son numerosos los momentos históricos de los que nuestro edificio ha sido testigo de excepción, como es el caso de la expulsión de los judíos, que repercutió notablemente a que pasara a ser utilizado como hospital, concretamente de hidrófobos. Posteriormente pasó a ser ermita, donde el gremio de zapateros de la ciudad tenía su cofradía. Finalmente fue utilizada como escuela de párvulos hasta que, en el año 1884, fueran descubiertas una serie de inscripciones, que desembocaron en un profundo proceso de restauración.

Las citadas inscripciones fueron estudiadas por el Académico Don Rafael Romero Barros, quienInterior de la Sala de Oración precisamente era padre del conocido pintor cordobés Julio Romero de Torres. Un año después, en 1885, sería declarada la Sinagoga Monumento Nacional. Por entonces, el edificio era propiedad de la Iglesia, siendo cedido al Estado por el Obispo, pero hasta 1981 nadie se había preocupado de inscribirlo como tal, siendo Don Manuel Nieto Cumplido, actual archivero de la Mezquita-Catedral, y entonces Delegado Provincial de Cultura, quien lo inscribió el año de 1981 como propiedad del Estado.

En la actualidad, quizás por su ubicación dentro del barrio de la judería, y por lo tanto cercana a los monumentos más importantes de la ciudad, la Sinagoga es uno de los más visitados por los turistas. Sin Escultura de Maimónides en la Plaza de Tiberíadesbien, este edificio, junto a la Mezquita o el Alcázar de los Reyes Cristianos, hace patente la diversidad cultural de nuestra ciudad, claro ejemplo de la convivencia entre las diferentes civilizaciones que han pasado por Córdoba.

A continuación hemos confeccionado un pequeño análisis a cerca de la estancia de los judíos en nuestra ciudad, dedicando otro apartado especial a la sinagoga, su templo. Posteriormente realizamos un pequeño estudio del edificio cordobés atendiendo, sobre todo, a sus rasgos estilísticos. En siguiente lugar comentamos las distintas inscripciones halladas en el conjunto y, finalmente, les mostramos una galería fotográfica a fin de que la información sea completada de la mejor forma posible.

Texto: J.A.S.C.